Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Fernando Francés, "Torrelaveguense Ilustre", Secretario General de Cultura en Andalucía

Comentarios012 feb 2019 18:23 - CET
Publicidad

Fernando Francés, nombrado por el Grupo de Opinión Quercus, "Torrelaveguense Ilustre" en 2014, ha sido nombrado Secretario General de Cultura en Andalucía por el nuevo Gobierno que forman el Partido Popular y Ciudadanos.

Actualmente Francés era el Director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Su nombramiento se ha hecho oficial esta mañana, tras la celebración del segundo Consejo de Gobierno bipartito, que se ha celebrado hoy en San Telmo. Será el número tres dentro del organigrama de una cartera que pertenece al PP, y que está encabezada por la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y el viceconsejero Alejandro Romero.

Así le definía Quercus a Fernando Francés, nacido en Torrelavega, críado en Tanos:

"Pero vayamos sin prisas, porque hasta llegar Fernando a ser destacado por todos nosotros esta noche, tuvo que venir al mundo en Torrelavega, y crecer en la localidad de Tanos. Y allí, parece ser, que siempre fue un chaval despierto, curioso y perseverante, niño de pequeños empeños pero rotundos y firmes. De crío, antes de llegar a casa a la hora de comer, pasaba por la de una vecina, cada día, por si su oferta culinaria resultase más apetitosa que la que le podía ofrecer su madre; algo que a Manolita le llegaba a consumir, quien junto a su marido, nuestro querido Gaspar, no cesaba en advertencias de buen comportamiento, educación y prudencia allí donde llevase al segundo de sus hijos.

No resultará tan famosa como la leyenda del Hombre Pez, legendario personaje que atravesó el océano desde Cantabria hasta Cádiz, si no más… pero el inquieto Fernando también tuvo su proeza dando un susto de muerte a un pescador, cuando a la altura del puente de Ganzo, en el río Besaya, tras observar como sacaba un pez del agua, decidió el intrépido chaval investigar con quien y donde vivía aquel vertebrado acuático, arrojándose en brazos del río, con el consiguiente disgusto que supuso aquella hazaña.

No está muy claro el momento en que a nuestro querido homenajeado el mundo del arte le llevó por sus procelosos vericuetos, pero lo que sí es seguro es que hubo un lugar, que como a otros muchos torrelaveguenses, le marcó de seductora manera. Fernando junto a sus amigos de entonces, Leandro y Marinín, los hermanos Romano, Juan Bazo… acudía los jueves por la tarde a la Librería-Galería Puntal 2, lugar de debate en torno a todo lo que tuviera relación con una cultura crítica y progresista en el marco de una sociedad que peleaba con ilusión por conquistar la plena recuperación de las libertades democráticas. Sus jueves culturales, les decía, eran una cita inexcusable de la juventud intelectualmente inquieta. Punto de encuentro y espacio para la reflexión y el diálogo, en donde el joven estudiante pudo conocer a músicos, a poetas, a escritores…

Me consta que una exposición de Roberto Orallo, estupendo artista plástico, resultó premonitoria para lo que habría de ser su futuro.

Pero nuestro Ilustre, a la par, era una persona forjándose en sí misma, y muchos le podemos recordar trabajando como camarero en el bar La Casuca, en Torrelavega, durante los veranos. Su actividad hostelera llegaba más allá, y Fernando servía bodas y banquetes dónde fuere menester. Nunca se le cayeron los anillos, como el dicho recuerda, y no pocos se sorprenderán de que también haya prestado servicios laborales en una fábrica de bloques de hormigón, llegando a ser profesor de Educación Física.

La trayectoria profesional que todos Uds. conocen está en ciernes, y el magisterio no le procuraba la felicidad necesaria para volcar sus deseos y su entusiasta personalidad en ello. En paralelo, comienza a escribir artículos y críticas de arte en el periódico Alerta o en el cultural de ABC, y en otros medios. Su relación con artistas continúa su andadura y le recuerdo bien con sus cartapacios en mano, recorriendo casas de amigos, conocidos y de los otros, tratando de vender serigrafías de artistas de Cantabria.

No se puede dudar que fue muy valiente al asumir el riesgo que supone romper con la seguridad de una vida dedicada a la enseñanza para abrazar la incertidumbre absoluta volcándose en el vacilante mundo del arte y la cultura. Aquello, es óbice, funcionó, y a mediados de la década de los 80, época en la que el arte contemporáneo no tenía la consolidación actual, trabaja Fernando para la Fundación la Caixa como Coordinador y Asesor de exposiciones. Funda una empresa que, en paralelo, desempeña actividades propias y el trabajo se convierte en un episodio que cada día ocupa más espacio en su devenir vital.

Sin pretender ser exhaustivo, editó la revista Arte y Parte. Entre 1996 y 2008 fue Conservador Jefe de la Colección de Arte de la Fundación Coca Cola y responsable de adquisición de obras.

Todos sabemos que ha dirigido cursos y seminarios en Universidades y Museos de todo el mundo; ha impartido conferencias, y ha comisariado y participado como Jurado en numerosas Bienales y Concursos de artes plásticas."

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
Publicidad
LO MÁS VISTO
Publicidad
El tiempo
Publicidad