Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Presupuestada en 3,2 millones la renovación de grupos San Francisco y San Luis, que arrancará en primavera

El proyecto de renovación urbana que va a acometer el Ayuntamiento de Santander en los grupos San Francisco y San Luis tendrá un presupuesto de casi 3,2 millones, durará once meses y se prevé iniciar en primavera, según ha avanzado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Comentarios009 dic 2017 - CET

CANTABRIA.-Santander.- Presupuestada en 3,2 millones la renovación de grupos San Francisco y San Luis, que arrancará en primavera

El proyecto de renovación urbana que va a acometer el Ayuntamiento de Santander en los grupos San Francisco y San Luis tendrá un presupuesto de casi 3,2 millones, durará once meses y se prevé iniciar en primavera, según ha avanzado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Publicidad

El proyecto de renovación urbana que va a acometer el Ayuntamiento de Santander en los grupos San Francisco y San Luis tendrá un presupuesto de casi 3,2 millones, durará once meses y se prevé iniciar en primavera, según ha avanzado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana el proyecto técnico, que ha sido redactado por el Servicio de Vialidad junto con una asistencia técnica externa, y los próximos pasos serán la licitación y adjudicación de las obras.

UNA "INTERVENCIÓN INTEGRAL"

La actuación, que ya fue presentada a los vecinos por la alcaldesa, Gema Igual, para recoger sugerencias, prevé una reordenación y mejora de los espacios públicos, la construcción de dos nuevas glorietas, la creación de nuevas plazas y la renovación de viales, aceras, espacios libres y servicios.

Se incluye en este proyecto el asfaltado de viales, pavimentación de aceras, creación de nuevas zonas verdes, mejoras en las redes de abastecimiento y saneamiento, e instalación de nuevo mobiliario urbano y arbolado, entre otras medidas.

MEJORAR LA MOVILIDAD RODADA Y CREAR UN ENTORNO "MÁS AMABLE" AL PEATÓN

Se trata de una "intervención integral" para la modernización de los grupos San Francisco y San Luis; la mejora del tráfico y la movilidad, y para generar espacios de estancia y convivencia "más atractivos y funcionales", según ha resumido Díaz.

Con la renovación urbana en los grupos San Francisco y San Luis se quiere mejorar la movilidad rodada en el entorno inmediato de los dos barrios, así como el espacio de proximidad, vinculado de un modo más directo a los vecinos que residen en la zona.

Para ello, se plantean, entre otras medidas, la ejecución de dos nuevas rotondas, una de ellas en la avenida de Los Castros, en la intersección con la calle Miguel de Unamuno, para suprimir los peligrosos giros a la izquierda que existen en la actualidad.

Además, se soluciona el fondo de saco que existe en el vial de servicio dándole salida a la avenida de los Castros, justo antes de la glorieta en la Bajada de San Juan. Y al mismo tiempo, al poner un solo sentido de circulación, se transforma la franja de aparcamiento en cordón existente en el lado exterior a batería.

La segunda rotonda se construirá en la calle Miguel de Unamuno, para centralizar el acceso al barrio San Francisco y mejorar su conexión con la avenida de Los Castros y General Dávila.

De esta manera se busca minimizar el tráfico interior al barrio, manteniendo la circulación a lo largo de vías de una cierta capacidad y preservando las pequeñas calles entre edificios para tráfico local y uso peatonal.

También se plantea la renovación de la calle Madre Soledad, en el tramo comprendido entre la avenida de Los Castros y General Dávila, y la creación de un carril central en General Dávila, a la altura del barrio, que permita semaforizar y regular los accesos al barrio desde esta vía.

Además de la mejora de la movilidad, con este proyecto se pretende dotar de la "máxima calidad y funcionalidad" el espacio disponible entre edificios y "crear un entorno más amable y humanizado" para el peatón, con aceras suficientemente amplias, zonas verdes y espacios de estancia más diáfanos, accesibles y dotados de mobiliario urbano renovado.

Según ha resaltado Díaz, también se ha procurado compatibilizar estas actuaciones con elementos significativos del paisaje del barrio, de gran relevancia para sus vecinos, cuya consideración y mantenimiento convierte esta actuación en una iniciativa conjunta, colaborativa y compartida, en línea con el ambiente de un barrio con numerosas actividades directamente gestionadas por la asociación de vecinos.

Entre las actuaciones planteadas destaca la renovación del espacio existente junto a la plazoleta, en el que se generan dos zonas de juegos infantiles y se mejora la accesibilidad, incorporando nuevo mobiliario urbano con amplios parterres que mantienen numeroso arbolado.

Además, se acondicionará la bolera, renovando el pavimento, el graderío y el cierre del espacio deportivo, e incorporando nuevos parterres.

El proyecto prevé también la creación de una pequeña plazoleta conectada con la acera izquierda de la calle Madre Soledad mediante una rampa, lo que permitirá un uso estancial de un espacio "actualmente residual", según destaca el Consistorio.

Asimismo, se proyecta la conexión de las dos calles en fondo de saco en el grupo San Francisco para compatibilizar el estacionamiento y la circulación de vehículos, manteniendo una pequeña franja vegetal y aceras peatonales.

Igualmente, se renovará la plaza actual en el borde que separa el barrio del parque de Mendicouague, reconfigurando los parterres y espacios libres para mejorar la accesibilidad entre General Dávila y Miguel de Unamuno, y vinculando los bancos a las zonas verdes, alejándolas de los espacios de aparcamiento para conseguir un espacio lo más humano posible.

También el proyecto incluye la sustitución de escaleras por rampas en distintos puntos, así como la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad