Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

La nueva sede de Talleres y Policía Local estará concluida a finales de 2019

Llegado ese momento, solo habrá que hacer el traslado ya que el contrato con SIEC incluye el equipamiento completo de las sedes

Comentarios005 oct 2018 12:33 - CEST

CANTABRIA.-Santander.- La nueva sede de Talleres y Policía Local estará concluida a finales de 2019

Llegado ese momento, solo habrá que hacer el traslado ya que el contrato con SIEC incluye el equipamiento completo de las sedes

Publicidad

La nueva sede para el servicio de Talleres Municipales y la Policía Local de Santander, en Camarreal (Peñacastillo), estará concluida a finales de 2019 tras una inversión del Ayuntamiento de más de 7,2 millones de euros.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha asistido hoy al inicio de los trabajos, adjudicados a la empresa SIEC con un periodo de ejecución de 14 meses.

Las sedes de ambos servicios municipales serán independientes pero estarán en un edificio conjunto comunicado por unas pasarelas y el sótano. La estructura del edificio, con dos volúmenes, ya está construida desde hace unos 10 años, cuando se iban a instalar allí solo los talleres, pero las obras quedaron paralizadas en 2008 tras entrar en concurso de acreedores una de las empresas que se hacían cargo de la construcción.

El proyecto actual contempla la adecuación de dos sedes independientes con una superficie total de 17.870 metros cuadrados, de los cuales, 9.204 metros corresponden a la sede del servicio de talleres y 8.575 metros a la de la Policía Local.

El contrato con SIEC incluye además el equipamiento completo de ambas instalaciones (mobiliario de oficinas y vestuarios, la galería de tiro, el gimnasio de la sede de Policía, etcétera), así como el traslado de la maquinaria y los equipos de la sede actual de talleres.

De esta forma, una vez concluyan las obras, a finales de 2019, solo habrá que hacer el traslado de los efectivos de la Policía Local y los trabajadores de Talleres, que ascienden a más de 260 y cerca de un centenar, respectivamente.

Precisamente, la alcaldesa ha agradecido el trabajo realizado por todos estos trabajadores municipales junto con los técnicos redactores del proyecto para que las sedes tengan la funcionalidad y las dotaciones necesarias. "Se ha mirado con muchísimo detalle las necesidades de cada uno de los servicios", ha ensalzado Igual.

Así, ha destacado que, como resultado de ello, la sede de Talleres tendrá "las últimas maquinarias" y espacios con doble altura, mientras que la de Policía Local contará, entre otras dotaciones, con una galería de tiro, un cuadro de armas, un gimnasio y amplios vestuarios.

Entre otras características del edificio, la regidora municipal ha apuntado que, aunque habrá un aparcamiento exterior, la cubierta también tendrá casi 300 plazas para aparcar motos y vehículos.

Con la construcción de estas sedes, ha señalado que no sólo se mejoran las condiciones de los trabajadores de la Policía y Talleres sino que además el Consistorio optimiza sus recursos ya que, en el caso de la sede de la Policía, el edificio de la calle Castilla no es propiedad municipal y está alquilado a Adif desde hace unos 17 años. PROYECTO

El proyecto, diseñado por el arquitecto José Ramón Saiz Fouz, se desarrolla en una parcela de 9.958 metros cuadrados, en Camarreal (Peñacastillo), donde existe la estructura de un edificio con dos volúmenes que, en principio, albergarían los talleres municipales y el depósito y las oficinas de la grúa municipal, que tiene ya unas nuevas instalaciones en Ojáiz.

En la actualidad, las necesidades de ocupación de esos edificios han cambiado con respecto al diseño inicial. Por un lado, los talleres municipales han modificado su operativa, y hoy tienen puestos de trabajo y maquinaria más funcionales, y se han reducido sus necesidades de almacenamiento. Y por otro lado, era preciso dotar a la Policía Local de una nueva sede que resuelva las carencias que plantea su actual ubicación, que en algunos casos dificulta un adecuado desarrollo de su actividad.

La solución adoptada plantea la construcción de un nuevo forjado en uno de los dos volúmenes que componen el complejo, obteniendo de esta manera una mayor superficie construida para encajar todos los espacios necesarios. En concreto, se consigue una superficie construida total de 17.870 metros cuadrados, incluyendo las cubiertas, en las que se ubicarán plazas de aparcamiento.

La Policía Local ocupará el volumen ubicado al este y los talleres se ubicarán en el volumen situado al oeste de la parcela, cada uno de ellos con su acceso independiente. El acceso a la sede policial será por el sur y el de los talleres por el norte, manteniendo la calle central para uso exclusivo de los talleres municipales.

El proyecto recoge el equipamiento completo de las dos sedes, de tal forma que, una vez se vayan acabado los trabajos de construcción, se pueda realizar el traslado y los edificios estén totalmente operativos a su finalización.

Dentro de este equipamiento está incluido el mobiliario completo de todas las dependencias: despachos, vestuarios, instalaciones, etcétera; la galería de tiro (con mamparas de separación de tiradores blindada, parabalas de lámina de caucho o cortinas de goma), gimnasio y centro de control de policía (con videopantalla, consolas, equipos informáticos).

Los trabajos también incluyen el traslado de la maquinaria de talleres y su colocación en la nueva sede. Igualmente, se aprovechará y acondicionará una parcela municipal ubicada justo enfrente, que será utilizada como aparcamiento en superficie, con un total de 56 plazas, que se sumarán a las cerca de 300 que habrá en la cubierta. ESTRUCTURA YA EJECUTADA

La estructura ya construida de este edificio que acogerá las sedes de Talleres y Policía Local fue ejecutada por la UTE formada por Cenavi y Emilio Bolado. Esta unión temporal de empresas resultó en su día adjudicataria de un proyecto para la ejecución de las nuevas sedes de los Bomberos, el TUS y los Talleres Municipales por el que, como pago, obtendría los aprovechamientos urbanísticos de la parcela municipal de Cajo, de 17.000 m2 de uso residencial.

Pero, en 2008, la empresa Cenavi entró en concurso de acreedores y Emilio Bolado comunicó al Ayuntamiento que no podía afrontar el proyecto en solitario, por lo que se valoraron las instalaciones ya construidas de las tres sedes en 12 millones de euros.

El Consistorio tenía entonces dos opciones, pagar esa cantidad o calcular qué parte de la parcela de Cajo cubriría ese montante. El edil de Infraestructuras ha recordado que se optó por abonar el montante, con un acuerdo de pago a 15 años, y además, como indemnización, Emilio Bolado concluyó la sede de Bomberos.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad