Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Fiscalía pide seis años de cárcel para Pernía y tres para Lavín por el caso Racing

Los expresidentes del club se sentarán en el banquillo por presuntos delitos de administración desleal continuada y apropiación indebida

Comentarios023 oct 2018 13:14 - CEST
Publicidad

La Fiscalía ha solicitado seis años de cárcel para el expresidente del Racing Francisco Pernía, y otros tres para su sucesor en el cargo, Angel Lavín ('Harry'), por presuntos delitos de apropiación indebida el primero, y administración desleal continuada ambos, durante su gestión al frente del club verdiblanco.

El Ministerio público solicita tres años de cárcel para Pernía por un presunto delito de apropiación indebida en relación a la escuela de fútbol Racing Primavera en Brasil, acusación que extiende a los intermediarios Iñaki Urquijo y Juan Vergara, para los que pide la misma pena.

Asimismo, pide otros tres años para Pernía por un presunto delito continuado de administración desleal por la compra de un Audi con cargo al club para uso exclusivo; y la indemnización "injustificada" de 100.000 euros a la empresa Galería Culturas, de José Campos.

Por otra parte, la Fiscalía solicita tres años de cárcel para Lavín por un presunto delito continuado de administración desleal en relación con su sueldo, con el contrato que suscribió con Blu Sistemas; los alquileres concertados con la Sociedad Albatros; y el contrato a José Ignacio Urquijo como director técnico deportivo, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

La Fiscalía ha presentado su escrito de acusación apenas un mes después de que la Audiencia provincial de Cantabria estimara parcialmente los recursos del Racing, la Asociación de Exjugadores y la Asociación de Pequeños Accionistas (AUPA) contra el auto del Juzgado de Instrucción nº 2 de Santander de hace dos años -julio de 2016- que puso fin a la instrucción y supuso el archivo provisional del grueso de la querella presentada por los exjugadores hace casi seis años, a finales de 2012.

De esta forma, la Audiencia revocó parcialmente el auto y volvió a incorporar a la causa como hechos punibles el pago "injustificado" de 100.000 euros a José Campos como indemnización por despido o rescisión contractual, al entender que en cualquiera de los dos casos, supone "un desvío ilícito de dinero en perjuicio del Racing".

Y en el caso de Lavín, la decisión "unilateral" de asignarse un sueldo de 72.000 euros anuales en 2012 con el "supuesto cargo" de director ejecutivo, "por primera vez en los 100 años de existencia del club y pese a la gravísima situación económica de la entidad, que parecía abocada a su desaparición".

Así como "la intención de desviar dinero" mediante la interposición de la empresa Blu Sistemas y Proyectos; y la renovación del alquiler de varios apartamentos en la urbanización Albatros "de forma innecesaria, a precios muy superior a los del mercado en esa zona" y pese al informe desfavorable de los administradores concursales.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad