Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Altadis inicia una campaña para atajar el impacto de las colillas en el medio ambiente

Se repartirán ceniceros portátiles y dípticos informativos en los estancos para sensibilizar a los ciudadanos

Comentarios002 oct 2018 14:29 - CEST

CANTABRIA.-Altadis inicia una campaña para atajar el impacto de las colillas en el medio ambiente

Se repartirán ceniceros portátiles y dípticos informativos en los estancos para sensibilizar a los ciudadanos

Publicidad

La empresa Altadis, en colaboración con el Ayuntamiento de Santander y los estanqueros de la ciudad, ha iniciado este martes una campaña de sensibilización ciudadana para atajar el impacto de las colillas en el medio ambiente y en la limpieza urbana.

Para ello, a partir de hoy los 64 estancos de la ciudad repartirán entre sus clientes ceniceros portátiles y dípticos informativos con el fin de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de depositar estos residuos en el lugar adecuado.

Además, se instalarán carteles en espacios públicos y se proyectará un vídeo de sensibilización en las pantallas de los autobuses municipales.

La campaña ha sido presentada hoy por la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo; la presidenta de la Asociación de Expendedores de Tabaco y Timbre de Cantabria, Esperanza García de los Salmones; y el concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós.

Bajo el lema 'Un gesto que está en tu mano', la campaña, que arranca en Santander y continuará en otras ciudades españolas, pretende llamar la atención sobre el impacto de las colillas para el medio ambiente.

Según ha señalado Quirós, una sola colilla puede llegar a contaminar hasta 10 litros de agua salada o hasta 50 litros de agua dulce. Y se calcula que cada año se desechan más de 32.000 millones de colillas en España, lo que, a su juicio, da idea de la importancia de una adecuada gestión de estos residuos.

Al problema ambiental, se suma además el de limpieza porque, tal como ha resaltado el edil, se trata de un residuo difícil de retirar cuando termina en espacios como los alcorques de los árboles o las playas.

Por eso, ha apelado a la concienciación para evitar que las colillas acaben en calles, playas y otros espacios públicos y ha incidido en la importancia de hacer a los ciudadanos partícipes y corresponsables de esta tarea.

También la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis ha apelado al lema de la campaña, para animar a los ciudadanos a adoptar esa sencilla costumbre de depositar las colillas en el lugar adecuado.Un gesto, según ha dicho, que no cuesta nada y, sin embargo, no hacerlo tiene un elevado coste para el medio ambiente.

Por su parte, la presidenta de la asociación de estanqueros ha mostrado la implicación del colectivo con esta iniciativa y las medidas de reciclaje, así como su disposición a seguir colaborando en acciones en este ámbito.

Esta campaña de sensibilización se enmarca dentro de la estrategia de responsabilidad social corporativa de Altadis, que también acaba de firmar recientemente un acuerdo con la Universidad de Extremadura para estudiar el potencial de las colillas para su reciclaje como aislante acústico.

Según datos del informe Libera de SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, cada año se venden 6 billones de cigarrillos en todo el mundo y se calcula que unos 4,5 billones de colillas son arrojadas anualmente al suelo, provocando un importante impacto económico y medioambiental.

En algunas ciudades de Estados Unidos, por ejemplo, el coste de su eliminación oscila entre los 3 y los 16 millones de dólares al año. Cada colilla, según ese mismo informe, puede llegar a contaminar 10 litros de agua salada y hasta 50 litros si es agua dulce.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad