Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

A licitación los derribos de los tres edificios de la calle Castilla que inician la reordenación ferroviaria

Comentarios021 jul 2017 - CEST

A licitación los derribos de los tres edificios de la calle Castilla que inician la reordenación ferroviaria

Publicidad

El Ayuntamiento de Santander ha sacado a licitación las obras de derribo de los tres edificios de la calle Castilla 18 con los que se da inicio a la reordenación ferroviaria de la ciudad.

Según el anuncio de licitación, publicado hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), el presupuesto de licitación es de 401.978 euros (IVA incluido). En concreto, para el edificio 18-A asciende a 85.660 euros; para el edificio 18-B a 222.788 euros y para el edificio 18-C a 93.530 euros.

Los plazos de ejecución son de dos meses para el edificio 18-A, de cuatro meses para el 18-B y de un mes para el edificio 18-C.

Las ofertas se podrán presentar en el plazo de 26 días naturales contados desde el lunes 24 de julio en el Ayuntamiento de Santander. Se valorará el precio ofertado (51 puntos), la programación del derribo (22 puntos), memoria de la demolición (15 puntos) y medidas para reducir el impacto del derribo (12 puntos).

I FASE

De esta forma, comienza a materializarse el convenio suscrito el pasado mes de junio entre los presidentes de Renfe y Adif, Juan Alfaro y Juan Bravo, respectivamente, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, para la I fase del proyecto de integración ferroviaria, que supondrá la liberación de los primeros 1.453 metros cuadrados, actualmente ocupados por estos tres edificios ubicados al inicio de la calle Castilla, en el lado de las vías, que serán demolidos.

Uno de los edificios acoge una base de mantenimiento de la Red de Ancho Métrico (RAM) --antigua Feve--, actualmente en desuso; otro unas oficinas en las que actualmente trabaja personal de Adif (29 personas), y el restante, que era sede de una residencia de vacaciones y un archivo pero actualmente no está ocupado.

Antes del derribo es necesario vaciar el edificio de oficinas del personal que actualmente lo ocupa y que pasará a ocupar unas nuevas dependencias que se habilitarán en la primera planta de la estación de RAM (antigua FEVE).

En dicha estación trabaja personal de Renfe, que tendrán su sede definitiva en un edificio-cuartel situado entre la Policía Local y el Centro de Salud de la calle Castilla, que, antes de recibir a estos trabajadores, deberá ser rehabilitado.

Mientras dure esa rehabilitación, Renfe llevará a este personal temporalmente a un edificio de alquiler, algo que prevé hacer ya el mes que viene.

En este periodo, la estación de tren quedará vacía y se llevará a cabo obras de rehabilitación, que se espera que concluyan a finales de año. En ese momento, el personal de Adif que actualmente ocupa el edificio de oficinas que se va a derribar podrá ser llevado a las nuevas dependencias en la estación.

De ese modo, los tres edificios que se van a derribar quedarán vacíos y podrá tirarse.

Los dos edificios que actualmente están vacíos podrán derribarse en cuanto se adjudique el contrato de derribo, algo que el Consistorio espera que ocurra en octubre aproximadamente. El restante se derribará cuando pueda ser desocupado una vez se realicen las obras en la estación.

Según el convenio, el Ayuntamiento asumirá el coste y la ejecución de los derribos de estos edificios, que liberarán esos cerca de 1.500 metros cuadrados, que serán cedidos gratuitamente a la ciudad.

Mientras, Renfe se encargará del alquiler de la oficina provisional donde llevará a los trabajadores que actualmente están en la estación de RAM (Feve) y de la rehabilitación del edificio-cuartel, que será la sede definitiva de esta parte de la plantilla. Todo ello, supondrá a Renfe un coste de unos 650.000 euros.

Por su parte, Adif se hará cargo de la rehabilitación del edificio de la estación, con una inversión prevista de unos 640.000 euros.

De esta forma, la operación de la primera fase supondrá un coste de unos 2 millones de euros, 1,5 que costearán Renfe y Adif y 500.000 el Ayuntamiento.

Además, el Consistorio sufragará el coste de la urbanización de los espacios liberados, donde se prevé crear una zona verde o estacional que sirva para descongestionar el área de Castilla-Hermida, una actuación que será consensuada con los vecinos, según ha asegurado la alcaldesa.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad