Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

El economista Gonzalo Bernardos dice que el problema de Cantabria es que no tiene modelo de desarrollo

El profesor de la Universidad de Barcelona espera que tras el 21D llegue un gobierno constitucionalista que acabe con la inestabilidad

Comentarios013 dic 2017 - CET

CANTABRIA.-El economista Gonzalo Bernardos dice que el problema de Cantabria es que no tiene modelo de desarrollo

El profesor de la Universidad de Barcelona espera que tras el 21D llegue un gobierno constitucionalista que acabe con la inestabilidad

Publicidad

El economista Gonzalo Bernardos considera que "el problema que tiene Cantabria es que no tiene ningún modelo económico de desarrollo", y tiene un presidente "populista" -Miguel Angel Revilla (PRC)-, que "estrecha manos por todos lados" pero su Gobierno no ha hecho "nada" para atraer empresas. "Me preocupa mucho que la imagen de Cantabria sean las anchoas del presidente", ha comentado.

El profesor de Economía de la Universidad de Barcelona, que esta tarde ofrecerá una conferencia en Santander organizada por CEMIDE, ha dicho que Cantabria "se ha quedado fuera de los desarrollos económicos de España". Ha añadido que "no hay un modelo turístico, ni industrial, ni de servicios; tampoco le benefician las conexiones que tiene, está bastante alejada de todo y fuera de los polos de atracción".

En su opinión, Cantabria "tenía una industria siderúrgica y textil relativamente potente, que ha desaparecido" y el Gobierno regional no ha hecho "nada" por evitarlo. Ha añadido que una reforma fiscal no es un modelo económico sino "una forma de ganar votos" y ha señalado que desarrollar un modelo económico lleva "tiempo", por lo que debe plantearse a medio y largo plazo.

"EN CATALUÑA ESTAMOS PEOR"

No obstante, ha considerado que en Cataluña "estamos peor", porque "la población ha decidido suicidarse económicamente", y hay un "proceso de huida de inversores".

Por ello, ha confiado en que tras las elecciones del próximo 21 de diciembre "las cosas cambien" en Cataluña y llegue un gobierno constitucionalista que realmente tome las medidas adecuadas para restablecer la estabilidad política y la seguridad jurídica, que es lo que buscan las empresas.

"Si es así, esto se habrá acabado" y lo ocurrido quedará como un "pequeñito agujero; sin embargo, si continuamos con el 'process', la independencia y los tumultos tendremos problemas", ha advertido. El economista catalán ha subrayado que económicamente, la independencia es un "desastre", por lo que espera que "la sensatez vuelva" y el próximo gobierno se dedique a lo que debe dedicarse un gobierno, que es a mejorar la vida de los ciudadanos".

CONTRARIO A LOS POLÍTICOS "POPULISTAS Y ACTIVISTAS"

Tras declarar que tiene "alergia a los populistas", el economista catalán ha puntualizado que no hay partidos políticos buenos o malos, sino gestores buenos o malos, y que "no hay que ver lo que dicen sino lo que hacen". En su opinión, los políticos profesionales son "maravillosos" en comparación con los "activistas".

"Cataluña ha tenido un activista como presidente -Puigdemont- y tiene como alcaldesa de Barcelona a una activista -Ada Colau- que todo aquello que huele a negocio lo quiere parar", ha lamentado.

En todo caso, el economista ha opinado que "al conjunto de la economía española no le va a pasar absolutamente nada, a pesar de la rémora que pueda suponer Cataluña" si tras el 21-D continuara la inestabilidad política.

"REPARTIR LA BONANZA"

En la conferencia que ofrecerá dentro del ciclo de CEMIDE, Bernardos explicará por qué, a su entender, España está económicamente "mejor de lo que parece", pese a que el Gobierno "prácticamente no ha hecho nada en materia económica".

En la rueda de prensa previa, ha puntualizado que la macroeconomía está "estupenda" gracias a la coyuntura internacional favorable, el "gran empuje" de los empresarios y el "sacrificio" de los trabajadores. En su opinión, "el gran lunar" es la subida de los salarios, que no termina de llegar pese a que España va "francamente bien".

El economista considera que el "punto débil" de la economía española es que "la bonanza no está llegando a todo el mundo" y ha abogado por repartirla. Además, ha señalado que la cantidad de empleo que se crea "es fantástica, pero suspendemos de forma muy holgada en calidad", y ha criticado que se opte por bajar impuestos en lugar de aumentar el gasto social.

"El ascensor social en España parece que se ha estropeado", ha lamentado Bernardos, tras señalar que le "alarma que no haya ninguna perspectiva de aumentar el gasto social, porque la economía empieza a ir francamente bien pero parece que hay que dar zanahorias a los contribuyentes".

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad