Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Trabajadores de Ampros convierten el Camino Lebaniego en una ruta verde con mejores servicios para peregrinos y vecinos

Comentarios027 nov 2018 13:37 - CET

CANTABRIA.-Trabajadores de Ampros convierten el Camino Lebaniego en una ruta verde con mejores servicios para peregrinos y vecinos

Una cuadrilla de trabajadores de Ampros, con la ayuda de voluntarios, han realizado este año trabajos de mejora y recuperación de espacios naturales y patrimoniales en el entorno del Camino Lebaniego, a su paso por 11 municipios de Cantabria, con los que se han mejorado los servicios y la accesibilidad a peregrinos y población local.

Publicidad

Una cuadrilla de trabajadores de Ampros, con la ayuda de voluntarios, han realizado este año trabajos de mejora y recuperación de espacios naturales y patrimoniales en el entorno del Camino Lebaniego, a su paso por 11 municipios de Cantabria, con los que se han mejorado los servicios y la accesibilidad a peregrinos y población local.

Ha sido en el marco del proyecto 'Camino Lebaniego: Itinerario Ecocultural de la Montaña', puesto en marcha en el mes de marzo y ya finalizado, y con el que este itinerario se ha convertido en una ruta verde.

Esta iniciativa ha contado con una inversión de 49.200 euros, sufragados por Ampros, la Sociedad Año Jubilar Lebaniego, la Fundación Biodiversidad y la Obra Social 'la Caixa', que ha permitido recuperar espacios degradados, plantar especies autóctonas y controlar las invasoras, mejorar la accesibilidad, reconstruir muros tradicionales y habilitar abrevaderos para reptiles y anfibios.

Las labores han sido desarrolladas por personas con riesgo de exclusión social, que han actuado en espacios protegidos de la Red Natura 2000 para mejorar el trazado y potenciar la conservación de sus valores culturales y patrimoniales.

El proyecto ha sido presentado este martes por el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, en una rueda de prensa en la que también ha intervenido el director de la Fundación Camino Lebaniego, Manuel Bahíllo; la presidenta de Ampros, Carmen Sánchez, y el director gerente de esta misma entidad, Roberto Álvarez.

Martín ha elogiado el trabajo desarrollado por los trabajadores de Ampros -una cuadrilla compuesta por cinco personas, un técnico con discapacidad física y cuatro peones con discapacidad intelectual-, que han contado con la colaboración de un centenar de voluntarios.

El objetivo de este proyecto piloto, del que surge un "noviazgo" con Ampros toda vez que se mantendrá la colaboración, es "mantener viva la llama" del Camino Lebaniego, que el año pasado recorrieron al menos los 15.000 peregrinos que sellaron la credencial al efecto.

El consejero ha destacado que cada euro invertido "vale por tres", pues esta actuación redunda en ventajas para los peregrinos, el medio ambiente y los propios trabajadores de Ampros.

La presidenta de la entidad ha compartido estas ventajas y beneficios y ha mostrado el "orgullo" del colectivo al que representa por haber participado en este proyecto.

Por su parte, el máximo responsable de la Sociedad Año Jubilar Lebaniego ha subrayado que es una actuación "de futuro" porque -ha explicado- hay que mantener este camino.

REFORESTACIÓN Y NUEVOS ESPACIOS NATURALES

En cuanto a las actuaciones desarrolladas, pactadas con la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y los ayuntamientos de la zona, han consistido en la restauración de bosque de ribera, entre los ríos Nansa y Tanea.

Así, a lo largo de 20 kilómetros se han seleccionado las zonas más degradadas para recuperar espacios afectados por el pisoteo de ganado, exceso de matorral o presencia de plantas invasoras. Además, se han plantado nuevas especies de ribera autóctona en zonas con problemas de reforestación.

Por otro lado, se han seleccionado diez zonas húmedas de origen artificial (balsas, fuentes, manantiales, etc) para ser restauradas y que fueran útiles para peregrinos y ganado y compatibles para anfibios y murciélagos.

Los empleados de Ampros también han restaurado muros de separación de fincas y caminos que estaban caídos y con exceso de vegetación, facilitando la conservación de las especies de reptiles presentes.

La iniciativa ha dado continuidad a los setos o árboles existentes con nuevas plantaciones a lo largo del Camino. Las mismas facilitan el reposo de aves en migración y la adecuación paisajística y sirven de barrera cortavientos y nuevas zonas de sombra para los peregrinos.

Y en una superficie aproximada de 15.000 metros cuadrados se ha procedido al desbroce y poda de árboles viejos para garantizar su supervivencia a medio y largo plazo.

Respecto a las especies invasoras, se ha actuado para su control y eliminación, mediante técnicas de desbroce, en un área de unos 1.300 metros cuadrados.

Para la accesibilidad, se han realizado mejoras en el camino (escalones, barandillas de madera, etc); desbroces para facilitar el paso en zonas invadidas por maleza, y restauración de la señalización deteriorada o caída.

Estos trabajos se han realizado a lo largo de todo el Camino Lebaniego, incluido el Camino Lebaniego Palentino y el Leonés.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad