Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Sanidad advierte de los riesgos para la salud del nuevo tabaco sin combustión y cigarrillos electrónicos

Comentarios006 nov 2018 17:57 - CET

CANTABRIA.-Sanidad advierte de los riesgos para la salud del nuevo tabaco sin combustión y cigarrillos electrónicos

Alerta de la "creciente asociación" de tabaco y cannabis entre los jóvenes

Publicidad

La consejera de Sanidad, Luisa Real, ha alertado este martes de los riesgos para la salud que produce el tabaco tradicional pero también el nuevo tabaco sin combustión y los cigarrillos electrónicos.

Así lo ha advertido durante la inauguración de la III Jornada de la Red Cántabra de Centros Sanitarios sin Humo que se ha desarrollado bajo el lema 'Tabaco: nuevas formas de consumo' y ha estado dirigida a dotar a 60 profesionales sanitarios de "la formación, los conocimientos y las habilidades necesarias" para abordar adecuadamente los problemas de consumo y la dependencia del tabaco con sus pacientes.

En ese foro, Real ha advertido que el tabaco es "una de las mayores amenazas para la salud pública, responsable de un gran número de muertes prematuras", tanto por consumo directo como por la exposición involuntaria al humo.

Además, ha alertado de que es un factor de riesgo para el desarrollo de diversas enfermedades que cursan con una disminución de la calidad de vida y un elevado coste sanitario y social, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

Respecto a las nuevas formas de consumo, ha recordado que la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aconseja no consumir ni el tabaco tradicional ni el nuevo sin combustión y tampoco los cigarrillos electrónico.

Por eso, la Consejería de Sanidad está llevando a cabo diversas actuaciones para actualizar los conocimientos de los profesionales sanitarios relacionados con estas nuevas formas de consumo de tabaco entre los fumadores.

En su intervención, Real ha explicado que el cigarrillo electrónico apareció en el mercado en 2006 como "una nueva forma de fumar" y, a pesar de que, según ha apuntado, se ofrece una imagen comercial de producto seguro, ha advertido que sus efectos en la salud a medio y largo plazo son desconocidos.

La consejera ha señalado que más recientemente han surgido los productos derivados del tabaco por calentamiento, sin combustión, que tienen la consideración de "productos novedosos" y se les exigen los mismos requisitos de venta, suministro, consumo y publicidad que al resto de los productos del tabaco.

Real ha apuntado que los profesionales de la salud son la "principal fuente de información" sobre seguridad, peligros o eficacia para dejar de fumar, por lo que, a su juicio, es "imprescindible" la formación en intervenciones eficaces y con suficiente evidencia científica para tratar el tabaquismo y abordar así los riesgos de enfermedades asociadas a su consumo.

Y es que, según ha dicho, "está demostrado que la deshabituación tabáquica tiene más posibilidades de éxito si se utiliza asesoramiento o tratamiento de base científica".

CANNABIS Y TABACO, OTRA FORMA DE CONSUMO

En su intervención, la consejera de Sanidad también se ha referido a la "creciente" asociación del consumo de tabaco y cannabis.

Además, ha aludido a la "escasa percepción" del riesgo de este consumo que, en su opinión, existe en la actualidad entre los jóvenes y, en muchas ocasiones, la puerta de acceso a las drogas fumadas ya no es el tabaco sino el propio cánnabis.

Por eso, Real ha apelado a la "actuación responsable" de padres, educadores y sanitarios para "contrarrestar esta epidemia" y de "evitar que los jóvenes se inicien en el consumo".

Junto a la consejera, ha presidido la mesa inaugural de la Jornada el coordinador de la Red Cántabra de Centros Sanitarios Sin Humo, Luis Gutiérrez Bardeci.

PROGRAMA CIENTÍFICO

La jornada se ha diseñado en varias sesiones monográficas, en la primera de ellas, las especialistas en Prevención y Control del Tabaquismo en Cantabria, Blanca Benito y Emma del Castillo han profundizado en los productos de tabaco por calentamiento (sin combustión) y en los dispositivos de liberación de nicotina (cigarrillos electrónicos).

La segunda de las sesiones, dirigida por el doctor en psicología y miembro del grupo de trabajo del Proyecto EVICT (Evidencia cannabis-tabaco) y autor de multitud de publicaciones sobre drogodependencias y otras conductas adictivas, cannabis y trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), Manuel Isorna, ha establecido las claves para una mejor actuación desde los servicios sanitarios en tránsito 'Del cigarrillo a la cachimba pasando por el cannabis y el botellón'.

Por último, el coordinador de la Red Cántabra de Centros Sanitarios sin Humo la clausurado la Jornada, que ha servido también para intercambiar ideas y experiencias entre los profesionales que trabajan en los centros pertenecientes a la Red.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad