Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Sale, con un día de retraso, el avión a Varsovia desviado por la borrasca y sobre el que cayó un rayo

Este martes ha salido, con más de un día de retraso, el vuelo Santander-Varsovia que se vio afectado ayer por la borrasca, al tener que ser desviado el avión procedente de la capital polaca a Madrid por el mal tiempo en Cantabria, y sobre el que cayó después, cuando volaba de noche hacia la región, un rayo.

Comentarios012 dic 2017 - CET

CANTABRIA.-Sale, con un día de retraso, el avión a Varsovia desviado por la borrasca y sobre el que cayó un rayo

Este martes ha salido, con más de un día de retraso, el vuelo Santander-Varsovia que se vio afectado ayer por la borrasca, al tener que ser desviado el avión procedente de la capital polaca a Madrid por el mal tiempo en Cantabria, y sobre el que cayó después, cuando volaba de noche hacia la región, un rayo.

Publicidad

Este martes ha salido, con más de un día de retraso, el vuelo Santander-Varsovia que se vio afectado ayer por la borrasca, al tener que ser desviado el avión procedente de la capital polaca a Madrid por el mal tiempo en Cantabria, y sobre el que cayó después, cuando volaba de noche hacia la región, un rayo.

Este último incidente ha obligado a tener que esperar a la llegada de un técnico de la compañía húngara Wizzair al 'Seve Ballesteros', para revisar el aparato por si había resultado dañado por la tormenta, tal y como establecen los protocolos de seguridad.

Así, los pasajeros que tenían previsto volar desde Parayas hasta el aeropuerto Chopin ayer, lunes, a las 18.45 horas, lo han fecho finalmente hoy, martes, sobre las 19.50 horas, es decir, con más de 25 horas de retraso, según han confirmado fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea a Europa Press.

De acuerdo con Aena, el vuelo procedente de Varsovia con destino a Santander tuvo que ser desviado a Barajas debido a las condiciones meteorológicas que se registraban el lunes por la tarde en el 'Seve Ballesteros'.

La decisión se adoptó cuando el avión estaba aproximándose al aeródromo cántabro, en una jornada en la que hubo intensas lluvias y fuertes rachas de viento.

Así, aterrizó en el 'Adolfo Suárez' y los viajeros fueron transbordados por carretera hasta Santander. Por su parte, ya por la noche, el aparato regresó sin pasajeros hacia Cantabria, cuando cayó un rayo sobre él.

Y aunque aterrizó con normalidad, el avión ha tenido que permanecer durante buena parte de la jornada de este martes en el Seve Ballesteros a la espera de que llegara un técnico de la compañía para proceder a su revisión, como obligan los protocolos de seguridad en estos casos.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad