Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Revilla pide "coherencia" sobre la venta de armas que cree que debe ser una decisión global

El presidente denuncia la "hipocresía" sobre el tema

Comentarios025 oct 2018 12:09 - CEST

CANTABRIA.-Revilla cree que el Gobierno de Sánchez va a tener que "poner encima de la mesa" el 155 en Cataluña

Cree que en Cataluña se está "en el filo de la desobediencia" y es partidario de aplicarlo cuando se pase "de las palabras a los hechos"

Publicidad

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido "coherencia" respecto a la venta de armas, que, en su opinión, debería abordarse a nivel global porque, en el caso contrario, "lo que no va a vender España lo va a vender Francia".

Revilla se ha manifestado así a preguntas de los medios tras confirmar presidente de la Autoridad Portuaria (APS), Jaime González, en declaraciones a la Cadena SER, que las 400 bombas de precisión láser que acabaron en Arabia Saudí para ser utilizadas en el conflicto de Yemen salieron a finales de septiembre desde el Puerto de Santander.

El jefe del Ejecutivo, que no se ha pronunciado estrictamente sobre esta cuestión --"pregunten a la autoridad portuaria nacional"--, sí lo ha hecho con respecto a la venta de armas en general, para la que ha reclamado un "consenso internacional", aunque ha reconocido que es una cuestión "difícil".

"Si no hay consenso internacional, el país que, como España en este momento, se declare no fabricante de armas, que se atenga a las consecuencias de que eso va a suponer un palo importante en sectores y en zonas donde hay una precariedad laboral tremenda", ha advertido.

Tras precisar que es "una decisión ética que se puede tomar", ha matizado que, si no lo hace el conjunto de la sociedad, "por desgracia, lo que no vende uno, lo va a vender otro".

Al respecto, Revilla ha opinado que esta cuestión tendría abordarse en las Naciones Unidas, que deberían hacer "una lista de países donde no se puedan vender armas porque son regímenes totalitarios, porque son exportadores o fabricantes de guerras, y todo el mundo lo aceptase. Yo estoy en esa línea", ha explicado.

Y ha advertido que "el que diga ahora que en España, que tiene una industria militar importantísima, de repente ya no se fabrican armas y vayan al paro 200.000 personas, el que haga eso, que se atenga a las consecuencias. No podemos ser hipócritas", ha denunciado.

El presidente, que se ha definido como un "antibelicista visceral", ha reiterado la necesidad de un acuerdo internacional porque, mientras no exista, las ventas continuarán y la "hipocresía".

"Estamos viendo la hipocresía que hay en este tema. Cuando afecta a un territorio donde se va a cerrar una planta que supone 6.000 empleos directos y 10.000 indirectos, allí no hay ningún político local que diga que se cierre ¿no? Sin embargo, a nivel global, cuanto no te toca a ti, que se cierre".

En este sentido, Revilla ha pedido ser "un poco coherentes y solidarios", reiterando que el "no a las armas tiene que ser una cosa global, y a quién no vender armas tiene que ser una decisión que se tome por los organismo internacionales en los que estamos. Y si la Unión Europea lo decide, que lo decidan todos los países. Porque sino, lo que no va a vender España lo va a vender Francia: así de claro".

El jefe del Ejecutivo se ha pronunciado así antes de participar en la inauguración del 29º Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias que se celebra en las Caballerizas de la Magdalena.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad