Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Se registra un nuevo conductor Kamikaze en la A67 a su paso por Los Corrales

Comentarios009 sep 2018 15:34 - CEST
Publicidad

Cerca del mediodía de hoy varias llamadas a 112 alertaban de un nuevo kamikaze circulando por Cantabria, 12, ese era el número concreto de comunicaciones que recibía el centro de atención de 112 Cantabria.

Una Citroen Picasso gris circulaba por la autovía A67 sentido Reinosa por los carriles que van hacia Torrelavega a su paso por Los Corrales - Barros, según varios testigos, en el interior del vehículo viajarían al menos 3 personas, conducía un hombre "aparentemente mayor" según nos cuenta Noelia, que todavía con el susto en el cuerpo nos contaba, "hemos vuelto a nacer".

El "incidente" se ha saldado sin consecuencias accidentales, es ahora, labor de Guardia Civil de Tráfico identificar y localizar al conductor, que en un principio, se trataría de un kamikaze erróneo según la definición de FESVIAL, del que en este momento no se sabe por donde accedió y por donde salía de la autovía A67.

Montoro, presidente de la Fundación española para la Seguridad Vial (FESVIAL), estudioso del fenómeno de la conducción en dirección contraria, ha clasificado hasta diez tipos de conductas "Kamikaze", según la personalidad:

— El pagado: Actúa como un "caballo de carreras". Puede haber apuestas, el incentivo es la emoción y el aliciente el dinero en juego.

— El desequilibrado: Tiene alteraciones de comportamiento. Destacaría el sociópata, una persona asocial, sin lazos afectivos, sin sentimientos de culpa y sin conciencia del bien y del mal. Pueden experimentar placer viendo reaccionar con miedo a otros conductores.

— El grupo violento: Buscan adquirir o mantener el liderazgo en un grupo marginado y violento, y en competitividad con otros grupos con los que se comparan.

— El resentido: Pretende causar daño a los demás, manifiesta resentimiento. Seguramente han cometido algún delito que les ha llevado a la cárcel o ante la justicia.

— El aburrido: Siente placer experimentando el riesgo con vehículos. Puede ser social y económicamente acomodado y pretende excitación para salir de la monotonía.

— El toxicómano: Se sientan al volante bajo el efecto de drogas, fármacos, alcohol o combinaciones de distintas sustancias.

— El imitador: Repite la violencia que ve en otros kamikazes o en su entorno y en los medios de comunicación.

— El erróneo: Por distracción, mala señalización de la vía, equivocación, u otros factores involuntarios, incurren en un comportamiento suicida sin premeditación.

— El que huye: Incurre en una conducta suicida yendo en contradirección, a gran velocidad, al huir de la policía por algún delito o infracción.

— El suicida: Pasa por una fuerte crisis y utiliza el vehículo como instrumento para quitarse la vida, sin importarles que mueran otras personas.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad