Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Los vecinos depositaron en 2018 cerca de 10.000 litros de aceite de cocina usado para su reciclaje

Comentarios011 ene 2019 15:19 - CET

CANTABRIA.-Camargo.- Los vecinos depositaron en 2018 cerca de 10.000 litros de aceite de cocina usado para su reciclaje

Camargo cerró el año 2018 con 9.944 litros de aceite vegetal de cocina usados recogidos a través de los contenedores que el Ayuntamiento tiene distribuidos en diversos puntos del término municipal, a través del servicio que presta la empresa Rahersa para su posterior reciclado.

Publicidad

Camargo cerró el año 2018 con 9.944 litros de aceite vegetal de cocina usados recogidos a través de los contenedores que el Ayuntamiento tiene distribuidos en diversos puntos del término municipal, a través del servicio que presta la empresa Rahersa para su posterior reciclado.

Se trata de una cifra que vuelve a crecer respecto a ejercicios anteriores, ya que en 2017 se recogieron 8.750 litros mientras que en 2016 se contabilizaron 8 que pone de manifiesto el cada vez mayor interés que los camargueses muestran por proteger el medio ambiente a través de la entrega de este producto altamente contaminante para permitir su reciclaje.

De hecho, desde la Escuela de Medio Ambiente se recuerda que el aceite doméstico es uno de los principales contaminantes de las aguas residuales urbanas, y.410 litros, lo que gracias a su recogida y reciclaje se logra reducir el daño al medioambiente y un importante ahorro económico a las arcas públicas.

En concreto, según los expertos, por cada litro de aceite vertido por el fregadero se pueden contaminar hasta mil litros de agua, tanto ríos, como mares o acuíferos subterráneos, lo que provoca graves daños a la fauna y la flora al crear una capa de superior densidad sobre la superficie que impide la oxigenación de las aguas.

Además, al mezclarse con jabones y otros detergentes domésticos se favorece la proliferación de microorganismos y la reproducción de bacterias que afectan directamente a nuestra salud.

El aceite que se vierte al agua desde los hogares también provoca que el coste de la depuración sea más alto, ya que reduce la vida útil de las máquinas y perjudica a las tuberías de las viviendas y las conducciones generales, que se pueden llegar a obstruir como consecuencia de la proliferación de estas grasas.

RECOGIDA EN DETALLE

Fue en 2010 cuando se colocó el primer contenedor para la recogida de aceite usado en las inmediaciones del Parque Lorenzo Cagigas, dentro del Plan de Recuperación de Residuos Sólidos Urbanos que el Ayuntamiento de Camargo puso en marcha en 1992, y actualmente se cuenta con quince unidades de recogida que están repartidas por todo el municipio en las que los vecinos pueden depositar en botellas de plástico cerradas el aceite usado de sus cocinas.

Por depósitos, a lo largo del año 2018 en el contenedor de la calle Menéndez Pelayo se han recogido 3.245 litros, en el de la Avenida de Bilbao 1.459 litros, en el de Gutiérrez Solana 903 litros, en el de la calle El Carmen 830 litros, en la Avenida de Parayas 385 litros, en el de la calle Pedro Velarde 435 litros, y en el del Barrio San Roque de Herrera 330 litros.

Además, en el contenedor instalado en las Presas de Herrera se recogieron el año pasado 295 litros, en Cacicedo 370 litros, en Igollo 270 litros, en la Avenida de la Libertad 175 litros, en Escobedo 465 litros, en el ubicado en Camargo pueblo 275 litros, en el colocado en Revilla junto a la Ermita 430 litros y en el de Revilla de la calle Santa Ana 77 litros.

El aceite recogido por Rahersa es empleado como materia prima para la producción de biocombustible que contribuye a la reducción del uso de combustibles derivados del petróleo.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad