Publicidad Publicidad
Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

La mayoría de conserveros quiere la IGP de la Anchoa y el Gobierno trata de convencer a los "escépticos"

Comentarios006 sep 2018 13:21 - CEST
Publicidad

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha indicado que la mayoría de los conserveros quiere que se impulse de Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Anchoa del Cantábrico pero aún hay algunos que están "un poco escépticos" y a los que el Gobierno de Cantabria trata de convencer ya que el sello de calidad lo tiene que pedir el propio sector.

Oria ha ensalzado que el Ejecutivo cree que este sello es "absolutamente necesario" para asegurar la calidad de nuestra anchoa, acreditando que está capturada en aguas del Cantábrico, en cualquiera de las cuatro comunidades (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco), pero también que el proceso de transformación se ha hecho aquí.

Y es que, ha dicho, hay conserveras que compran en los puertos cantábricos las anchoas durante la costera pero luego las llevan a "otro lugar" para su manufacturación y vuelven a traerlas para concluir el envasado o distribuirlas al mercado. "Queremos que todo el proceso se lleve a cabo aquí por las manos de esas mujeres expertas en el sobado de la anchoa, que hacen que nuetra anchoa sea conocida internacionalmente", ha señalado Oria.

Precisamente, las conserveras que se oponen o son escépticas son las que "tienen establecido un sistema de comprar aquí el bocarte, llevarlo fuera a manufacturar y luego traerlo a envasar", ha indicado el consejero.

También ha dicho que, aunque se lleva años hablando de esta IGP, desde 2015 su equipo de la Consejería, en concreto los que están al frente de la Dirección General de Pesca y Alimentación y de la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), trabaja de "manera intensa" con conserveros y otros actores implicados para poder impulsar este sello de calidad que, ha insistido, "creemos que sería enormemente positivo".

"Se ha avanzado en muchos de los aspectos y muchos de los conserveros están dispuestos, pero ahora se trata de convencer al resto de actores", ha apuntado y, para ello, ha detallado que el Gobierno trabaja en la elaboración del pliego de condiciones para encargar a la Universidad de Cantabria (UC) "un estudio que, de alguna manera, demuestre la bondad de este sello de calidad para las conserveras, para aquellos que estén un poco escépticos".

Si la situación no cambia y continúa sin alcanzarse "unanimidad" en el sector para impulsar este sello, Oria ha señalado que, "e última instancia y aunque habrá que estudiarlo jurídicamente, probablemente "intentaremos sacar ese sello y que se adhieran las conserveras que quieran", que son la "mayoría".

Oria ha manifestado que le gustaría poder acabar la legislatura con el sello o "por lo menos trabajando" en su impulso ya que, ha recordado, es un proceso que lleva tiempo porque participa también el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y, posteriormente, la Comisión Europea (CE) que es quien tiene que dar el sello.

Esa IGP de Anchoa del Cantábrico sería para las conserveras de las cuatro comunidades que cumplan con los requisitos de calidad y Oria ha indicado que el resto de comunidades están "de acuerdo" con el impulso de este sello pero los conserveros de Cantabria juegan un papel importante al concentrarse aquí la mayor parte del sector.

Oria así lo ha manifestado este jueves a preguntas de la prensa después de que el diputado de Podemos José Ramón Blanco haya presentado una proposición no de ley que su formación llevará al Pleno del Parlamento del 1 de octubre para pedir al Ejecutivo que realice un estudio económico, técnico y humano sobre el impacto y los "beneficios" que tendría la implantación de la IGP de la Anchoa.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
Publicidad
LO MÁS VISTO
Publicidad
El tiempo
Publicidad