Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

El presidente del Consejo General de Economistas avisa que "enquistar los conflictos" sería "muy malo" para Cataluña

Pide un marco general para poner "cierto orden" en la fiscalidad española

Comentarios029 nov 2017 - CET

CANTABRIA.-El presidente del Consejo General de Economistas avisa que "enquistar los conflictos" sería "muy malo" para Cataluña

Pide un marco general para poner "cierto orden" en la fiscalidad española

Publicidad

El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich Rosell, ha afirmado que en Cataluña "hay un agotamiento colectivo, una necesidad de tranquilidad, de menos locura", y ha abogado por "buscar nuevos escenarios", porque "enquistar los conflictos va a ser muy malo para Cataluña sin discusión", y negativo también para el economía española.

El economista catalán ha dicho que lo ocurrido hasta ahora ha tenido "efectos demoledores para la economía catalana" y ha opinado que "va a ser muy difícil revertirlos". No obstante, se ha mostrado "relativamente optimista" porque cree que "hay un cansancio y una sensación de que hay que encauzarlo".

El presidente de los economistas ha dicho que ha sido "un shock" el cambio de sede social de empresas catalanas conocidas por su "apego a su territorio", y ha destacado que "la marca Barcelona ha sufrido un daño reputacional terrible". No obstante, ha confiado en que se den "las condiciones para que todo el mundo se calme un poquito".

El presidente de los economistas ha realizado estas afirmaciones en respuesta a las preguntas sobre Cataluña y las elecciones del próximo 21 de diciembre que le han formulado en el Foro Ser Cantabria, donde también ha hablado de la reforma del sistema de financiación autonómica y ha destacado la necesidad de dotar al país de un marco general en materia de fiscalidad.

"Habría que tener un esquema general con un tipo mínimo y un máximo para que haya cierta competencia pero ordenada; estamos complicando tanto el sistema que necesitamos cierto orden", ha dicho el presidente del Consejo General de Economistas.

A la vez, ha reclamado una directiva estatal para los nuevos impuestos porque "si no, estaremos creando un pollo de impresión, y los afectados recurrirán".

Respecto a la reforma del sistema de financiación autonómica, ha dicho que hay dos comunidades autónomas "mal financiadas que nadie discute": Murcia y la Comunidad Valenciana. Según ha dicho, también hay "consenso" en la necesidad de introducir claridad y transparencia, y en ordenar la competencia fiscal en los tipos impositivos.

Pich ha añadido que está "más o menos aceptado" el principio de ordinalidad, "que los que contribuyen no queden peor que los que no contribuyen", y luego hay "posiciones más radicales, que no van a prosperar", que abogan por que el Estado retome la mayoría de impuestos.

"REVOLUCIÓN CULTURAL"

Durante su intervención, el presidente del Consejo General de Economistas ha destacado la necesidad de hacer "una pequeña revolución cultural" en la sociedad española, para exigir a las administraciones que su "principal prioridad" sea "crear ambientes amigables para los negocios", "centrarnos en fomentar la actividad económica inclusiva y después esperar y tener suerte a ver cómo evolucionan las cosas".

Su "receta" pasa por "reconocer que no hay derechos sino obligaciones", que para ayudar a la gente tiene que haber "un esfuerzo previo" por parte de cada uno y que "el Estado proveedor debe llegar a un punto determinado".

En su opinión, "los horizontes de futuro de la economía son bastante borrosos" porque "no acabamos" de conocer el impacto de las nuevas tecnologías en las empresas o el papel de los nuevos actores a nivel internacional, y hay "muchas interrogantes que no acabamos de solucionar y que no sabemos cómo tratar", como por ejemplo la dualidad laboral, los sueldos bajos y la baja cualificación.

"España tiene una lacra que no hemos sido capaces de solucionar en la historia reciente que es el paro; me sigue sorprendiendo la incapacidad colectiva que tenemos de abordar este tema", ha dicho Pich.

Por otro lado, ha afirmado que el Estado de Bienestar español, que en su opinión "ha demostrado ser imbatible en las grandes cifras, pero tiene una gran dificultad de gestión", se enfrenta a "riesgos importantes", ya que aunque la economía española está creciendo "a un ritmo espectacular", y la evolución de los ingresos públicos es "mucho mejor" de la prevista, "difícilmente se puede mantener" el ritmo de crecimiento de la deuda, que ya está en el 100% del PIB, y las necesidades sociales son cada vez mayores.

Además, ha dicho que la posibilidad de aumentar los impuestos es "limitada" porque la tendencia en los países del entorno es bajarlos y "ya tenemos unos tipos nominales muy altos".

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad