Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

El presidente de la CRUE reclama una ley de universidades "sin partidismos" ni "corporativismos estériles"

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Roberto Fernández Díaz, ha reclamado una nueva ley de universidades "sin partidismos" ni "corporativismos estériles" que dote a las instituciones académicas de "mayor autonomía, más flexibilidad, más estabilidad, mas financiación, más autorresponsabilidad frente a su propio destino" y "sobre todo, sirva para generar mayor cohesión luchando contra las desigualdades".

Comentarios025 sep 2018 19:30 - CEST

CANTABRIA.-El presidente de la CRUE reclama una ley de universidades "sin partidismos" ni "corporativismos estériles"

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Roberto Fernández Díaz, ha reclamado una nueva ley de universidades "sin partidismos" ni "corporativismos estériles" que dote a las instituciones académicas de "mayor autonomía, más flexibilidad, más estabilidad, mas financiación, más autorresponsabilidad frente a su propio destino" y "sobre todo, sirva para generar mayor cohesión luchando contra las desigualdades".

Publicidad

Así lo ha manifestado durante su intervención en el acto de apertura de curso de las universidades españolas, este martes en la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), presidido por el Rey Felipe VI y con la participación del ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el rector de la UPV, Francisco Mora.

Fernández ha reclamado "medidas políticas que permitan a la universidad realizar su función": "Necesitamos los recursos y marcos legales apropiados", ha insistido, porque, a su juicio, "no puede exigirse a la universidad que sea un Fórmula Uno y darle presupuesto de utilitario". En esta línea, ha defendido que, "creciendo nuestra economía a un 2,8 por ciento anual, parte de ese crecimiento" se puede invertir en las universidades.

Las universidades, ha destacado, están "muy ilusionadas" con la "predisposición" de Pedro Duque a una nueva ley general de las universidades. "Una reivindicación que mañana algunos de los principales agentes económicos y sociales de España vamos a solicitarle en el Congreso de los Diputados", ha añadido.

Fernández ha reconocido que "una nueva ley general no es una tarea fácil, pero tan necesaria que debe ser inexorablemente posible", y ha reclamado que se aborde esta tarea con "gran sentido de estado".

"Pido a las fuerzas parlamentarias que lo hagamos sin partidismos estériles, buscando consenso para crear un marco legal que otorgue a universidad más autonomía, más flexibilidad, más estabilidad, más financiación, más autorresponsabilidad frente a su propio destino", ha reivindicado.

Así, ha pedido una ley de universidades que "confíe en los universitarios y permita a la sociedad participar activamente en su funcionamiento, que garantice el derecho a una educación superior, que cuide el talento interno, abra las fronteras a lo externo, impulse la ciencia y la innovación, aumente la externalización académica y, sobre todo, sirva para generar mayor cohesión luchando contra las desigualdades", ha aseverado.

"LOS CLUBES DE FÚTBOL TIENEN MÁS DINERO"

Además, ha lanzado un mensaje a sus "compañeros universitarios": "Tengamos altura de miras a la hora de participar en la creación de esa nueva ley", ya que el marco actual "no permite fáciles y estériles corporativismos, que son pan para hoy y hambre para mañana". "Pido a los rectores que seamos valientes y contribuyamos a que esta nueva ley contenga las disposiciones precisas para gestionar con mayor eficacia y eficiencia las universidades", ha manifestado.

"Algo pasa cuando los grandes clubes de fútbol tienen más dinero que todas las universidades de sus propias comunidades autónomas", ha señalado, antes de preguntarse "qué pensarán al respecto ese 40% de los jóvenes menores de 25 años sin empleo, la mayor tasa de la OCD".

Para el presidente de la Conferencia de Rectores, no es "inverosímil que, en medio de ese verdadero drama social que parece persistir sin cesar, los afectados puedan sentirse tentados de poner en cuestión la credibilidad de los líderes empresariales, sociales, académicos y políticos".

"Algo pasa porque no es razonable que podamos vanagloriarnos de vivir en un estado de bienestar y en una democracia de calidad teniendo una universidad precarizada en su personal y con tantas carencias" económicas, ha agregado.

"INSTITUCIONES DEL ESTADO, NO DE LOS GOBIERNOS"

Del mismo modo, ha remarcado que "no puede considerarse universitario a quien no tiene el impulso ético de importarle el futuro de la humanidad". "Por eso, reclamamos el derecho a la libertad de cátedra", para "luchar contra el adoctrinamiento, que no puede nunca guiar nuestra actuación docente", ha apostillado.

La universidad "no debe estar sometida al maligno estrés del cortoplacismo" ni del "partidismo ideológico, debe ser institucionalmente neutral e independiente para poderse enfrentar sin descanso a los fanatismos, a los sectarismos y al fundamentalismo", ha indicado.

"No deben ser instituciones de lo gobiernos, sino del Estado", ha enfatizado, antes de apuntar que "cuando los políticos deciden legítimamente participar de la vida universitaria, lo deben hacer sabiendo que la universidad es una cuestión de estado, de la médula espinal de la sociedad, que no debe estar sujeta a la contienda electoral".

En esta línea, además, la universidad "debe tener autonomía para gestionar" sin que los "empleados universitarios caigan jamás en el tremendo error de pensar que son los propietarios de la universidad", ha defendido.

Asimismo, ha resaltado que la universidad "no puede estar inerte ante el acelerado cambio de época que estamos viviendo" y que los "universitarios deben estar siempre abiertos a la reforma, a la revisión constante de cómo hacemos las cosas".

En su opinión, "todo universitario debe ser un agente proactivo del reformismo interno de las universidades" y no caer en la "inercia", el "corporativismo mal entendido y la defensa a ultranza de lo existente sin estar dispuesto a revisar lo que se hace, por mera rutina. "No habrá buen futuro para España si la universidad española no tiene futuro", ha concluido.

DEBATE "AMPLIO Y PROFUNDO"

Por su parte, el rector de la UPV, Francisco Mora, ha reclamado que "universidades y ciencias pasen a ser prioridades reales del país", ya que "debemos decidir entre ser protagonistas" o "seguidores" a la hora de "aprovechar los beneficios de la innovación".

Bajo esta premisa, ha lamentado que mientras otros países protagonizan un crecimiento basado en la innovación, España lleva un "camino distinto". En este sentido, ha criticado los recortes de créditos presupuestario, el "descenso drástico" en la ejecución presupuestaria, los "recursos insuficientes", la "sobrerregulación externa" y ha apostillado: "La ciencia necesita recursos, no préstamos".

Por ello, ha pedido un "marco legal más flexible" que permita "aumentar la capacidad de innovación". Para conseguirlo, ha rechazado que se lleve a cabo un "cambio epidérmico", y ha insistido en que la reforma debe ser resultado de un "debate amplio y profundo", un "pacto social" que no descanse solo sobre "bases utilitarias" y ponga en valor la "excelencia intelectual" y "crítica independiente", "Es una tarea de todos", ha zanjado.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad