Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

El Gordo regresa a Cantabria acompañado del segundo y varios quintos que dejan más de 165 millones

'El Gordo', el primer premio de la Lotería de Navidad, ha regresado este 2017 a Cantabria, donde hacía casi medio siglo -47 años- que no caía. Ha vuelto de forma 'tímida', a través de siete décimos vendidos en El Sardinero que suman 2,8 millones de euros, pero acompañado de gran parte del segundo premio, que ha 'regado' Santander con una 'lluvia de millones' (más de 162,5), y de tres quintos, que han repartido cerca de medio millón más por toda la región.

Comentarios022 dic 2017 - CET

CANTABRIA.-(Resumen) Lotería.- El Gordo regresa a Cantabria acompañado del segundo y varios quintos que dejan más de 165 millones

'El Gordo', el primer premio de la Lotería de Navidad, ha regresado este 2017 a Cantabria, donde hacía casi medio siglo -47 años- que no caía. Ha vuelto de forma 'tímida', a través de siete décimos vendidos en El Sardinero que suman 2,8 millones de euros, pero acompañado de gran parte del segundo premio, que ha 'regado' Santander con una 'lluvia de millones' (más de 162,5), y de tres quintos, que han repartido cerca de medio millón más por toda la región.

Publicidad

'El Gordo', el primer premio de la Lotería de Navidad, ha regresado este 2017 a Cantabria, donde hacía casi medio siglo -47 años- que no caía. Ha vuelto de forma 'tímida', a través de siete décimos vendidos en El Sardinero que suman 2,8 millones de euros, pero acompañado de gran parte del segundo premio, que ha 'regado' Santander con una 'lluvia de millones' (más de 162,5), y de tres quintos, que han repartido cerca de medio millón más por toda la región.

El premio estrella del sorteo extraordinario de este 22 de diciembre ha recaído en el número 71.198, del que se han vendido siete décimos (de máquina) en el kiosko de prensa de la calle Gregorio Marañón 1 de la capital cántabra, ubicado en El Sardinero.

El dueño de este establecimiento, Carlos Díaz, se enteró de que había repartido la suerte justo después de que los niños de San Ildefonso cantaran El Gordo, a las 11.54 horas, cuando empezó a recibir llamadas de los medios de comunicación. Entre ellas, la de Europa Press, agencia a la que manifestó, mientras trataba de "asimilar" la noticia, sentirse "muy feliz" y "muy afortunado".

Sin embargo, no tenía "ni idea" de quién había comprado los décimos, dotados cada uno de ellos con 400.000 euros, ni si los había vendido "de uno en uno" o "varios" a la vez, o si los afortunados son de Santander o de fuera de la ciudad.

Díaz, que abrió el negocio este año, periodo durante el que también ha vendido un premio de 150.000 euros, espera que el repartido ahora "se note en las ventas".

SEGUNDO PREMIO DEJA UNA LLUVIA DE MILLONES EN SANTANDER

Al margen de El Gordo, que no caía en Cantabria desde 1970, la región ha resultado agraciada con buena parte del segundo premio, que ha recaído en el 51.244 y que ha sido vendido en su mayoría en la Administración de Lotería número 1 de Santander, ubicada en la calle Calvo Sotelo, donde se han repartido 130 series, es decir, 162,5 millones de euros.

Entre los agraciados destaca una peña taurina de Santander, la 'Félix Rodríguez', que tenía cinco series del número. Aunque el premio ha estado muy repartido, ya que se ha distribuido también en varios bares de la ciudad, como La Cepa del Papi, el Figón y El Garbín, y ha llevado la suerte hasta un estanco de Pontevedra, según ha detallado Marcos Arrabal, propietario de la administración, llamada 'La Anjana'.

Hasta el local se acercaron, al poco de conocerse la noticia, algunos de los afortunados, entre ellos un socio de la peña taurina, Juan Carlos Menocal, que había comprado 8 euros del número premiado, y que, según contó los periodistas, destinará el dinero a "meterlo al banco" y a ver a su mujer, que vive en Santo Domingo (República Dominicana), porque ella tiene problemas para venir a España, donde se considera que ambos han contraído un "matrimonio simulacro", según sus propias palabras.

También relató a los medios que es la segunda vez que toca un premio de estas características a la peña taurina de la que es socio. Se enteró de la noticia cuando estaba en la portería escuchando el sorteo.

Otro de los premiados, Francisco Santiago, que compró un décimo agraciado con el segundo premio en un bar, no salía de su asombro, porque "el otro día" le tocaron otros 500 euros en un sorteo. Según dijo, parte del dinero lo va a emplear en irse de viaje, en su caso a Canarias.

El que de momento no piensa moverse de Santander es Carlos Torre, propietario de un bar y otro de los agraciados que acudió a comprobar su suerte a la Administración de Loterías, y que compró cuatro décimos, uno para él y el resto para cada uno de sus hijos. Un dinero, 500.000 euros en total, que va a destinar "a pagar muchas cosas que hay que pagar", porque "siendo propietario de un negocio, ya sabes", dijo.

El que también estaba exultante con la suerte era el propietario de la Administración, ataviado con sombrero negro y camiseta con el número premiado, un joven de 30 años que hace sólo siete meses se hizo con el negocio. "Me he venido aquí como emprendedor, a jugármela, y me la he jugado", contaba con una sonrisa de oreja a oreja. "Sabía que iba a dar un premio", aseguró.

Se mostró muy ilusionado y contento por haber repartido la suerte entre los santanderinos, aunque reconoció que llegar hasta aquí ha supuesto "mucho trabajo" y "muchas horas", así como desplazamientos para vender décimos. Y es que, según sus cálculos, "ha movido" el número premiado "por tres o cuatro sitios", entre ellos Pontevedra, donde se han vendido 10 series.

Además, y en menor cuantía, el segundo premio de la Lotería de Navidad se ha vendido en la Administración número 14, ubicada en Jerónimo Sainz de la Maza 1, donde se ha repartido media serie; en la Administración 20 de la calle Profesor Jiménez Díaz 23; en la Administración 5, situada en la calle Burgos 6; en la Administración 24, en San Fernando 16 A; y en la calle Perines 12. También se ha vendido en Pontejos, en el barrio Río 188.

El número fue cantado a las 9.56 horas en el octavo alambre de la segunda tabla, y también ha llevado la suerte a cinco trabajadoras del servicio de limpieza de la Universidad de Cantabria, en concreto a cuatro de la Escuela Técnico Superior de Caminos, Canales y Puertos y una de la Facultad de Ciencias, que jugaban dos décimos del 51.244, que suman 250.000 euros.

Se trata de Charo, Paqui, Lucía y Manoli, trabajadoras en Caminos y Carmela, en la Facultad de Ciencias. Además, las conserjes de la Escuela de Caminos comparten otro décimo agraciado.

TRES QUINTOS QUE REPARTEN PELLIZCOS POR TODA CANTABRIA

El primer y segundo premio se han visto acompañados por tres quintos premios del sorteo, que han repartido numerosos pellizcos por toda la región.

Se trata del número 5.431, agraciado con el segundo de los ocho quintos, dotado con 60.000 euros a la serie, una de la cuales se ha vendido en la Administración número 1 de Cabezón de la Sal, ubicada en el paseo Igareda 1. Fue cantado a las 9.53 horas en el séptimo alambre de la segunda tabla.

A las 10.35 horas se cantó el 3.278, otro de los quintos que ha caído en Cantabria, donde ha dejado cerca de 500.000 euros en Los Corrales de Buelna. En la administración número 1 de la localidad se habían consignado 900.000 euros del número, aunque se devolvió la mitad.

Según explicó Rocío Rodríguez, del establecimiento lotero, ubicado en la avenida Cantabria 13, se habían consignado 15 series del 3.278, que supone un premio de 6.000 euros por décimo. De los que no se devolvieron, más de 40 se repartieron en papeletas -de 2 euros cada una- entre los más de 300 socios que componen el grupo de senderismo 'Entre Montañas', que abarca a varias localidades de la zona, y que fueron obsequiados con participaciones al pagar la cuota de la asociación.

Así, este quinto premio, dejó "un pellizco" a cada miembro de la agrupación, compuesta en su mayoría por personas mayores, cada una de las cuales recibirá más de 500 euros, y que servirá para "animar" las fiestas navideñas.

Los socios de 'Entre Montañas' sienten mucha "alegría" e "ilusión" por el premio, no tanto por la cantidad, sino porque ha estado muy repartido entre todos ellos, que "se llevan muy bien", según trasladó a Ep la lotera. "Lo importante es compartir", destacó.

El resto de los décimos del número 3.278 se vendieron estos últimos días en ventanilla, pero Rodríguez no tiene "ni idea" de cuántos ni a quiénes.

En cuanto a la administración, con este premio se "estrenan" en la Lotería de Navidad, ya que nunca antes habían repartido "nada" de este sorteo extraordinario, aunque sí dieron un primero en uno de los sábados. Pero "es como si nos tocara", confesó Rocío Rodríguez.

Finalmente, el 22.253, agraciado con el último de los quintos, fue consignado en cuatro administraciones cántabras, en Puente Arce, Renedo de Piélagos, Mogro y Los Corrales, con 6 décimos que suman 36.000 euros.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad