Publicidad Publicidad
Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

El Gobierno ultima el Plan de Gestión del Lobo

El consejero de Medio Rural se ha reunido con el alcalde de Camaleño, a quien le ha hecho saber los avances de la normativa

Comentarios0
23 ene 2017 14:38 - CET

El Gobierno ultima el Plan de Gestión del Lobo

El consejero de Medio Rural se ha reunido con el alcalde de Camaleño, a quien le ha hecho saber los avances de la normativa

Publicidad

El Gobierno de Cantabria ultima el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, que cuenta con una partida presupuestaria superior a los 800.000 euros en el proyecto de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2017 que se está tramitando en estos momentos en el Parlamento de Cantabria. El Plan definitivo será presentado a la Mesa del Lobo en las próximas semanas y posteriormente remitido por la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación para su aprobación por el Consejo de Gobierno. El consejero, Jesús Oria, ha informado al alcalde de Camaleño, Óscar Casares, sobre la evolución de la nueva normativa, cuyo borrador ya ha sido sometido a información pública y, por tanto, ha estado accesible para que cualquier ciudadano pudiese realizar las aportaciones que estimase convenientes. El Plan sigue unas líneas de trabajo específicas con el objetivo general de conservar y gestionar las poblaciones de lobo en todo el territorio regional y para contribuir a garantizar la viabilidad de sus poblaciones, asegurando su compatibilidad con el desarrollo económico del medio rural y, especialmente, con la ganadería extensiva, favoreciendo su puesta en valor como elemento clave de la biodiversidad de Cantabria. Estas directrices se han dividido en función de sus ámbitos de actuación y sus fines concretos. Así, la normativa sigue unas directrices para la compatibilización con la existencia de ganadería extensiva, para lo cual, entre otras iniciativas, se establecerán líneas de subvenciones destinadas a favorecer la adopción de técnicas de manejo del ganado que contribuyan a reducir el nivel de daños ocasionados por el lobo, como pueden ser vallados protectores o vigilancia de los animales, y que sean compatibles con la conservación del medio natural. Asimismo, se pondrá en marcha un pago por servicios ambientales para compensar a los ganaderos profesionales de extensivo en zonas con presencia permanente de lobos por aquellos gastos en los que deben incurrir para mantener sus ganaderías en esas zonas. Además, se mejorará la actual política de indemnizaciones por daños de lobo a la ganadería mediando el establecimiento de mecanismos que agilicen la tramitación y el pago. Entre las directrices para el control de la mortalidad ilegal de la especie, se promoverá la implantación de un protocolo de actuaciones ante presuntos casos de furtivismo o envenenamiento y se intensificará la coordinación y colaboración del departamento que dirige Jesús Oria con el SEPRONA y el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en esta cuestión. En cuanto a la investigación y el seguimiento del lobo, se potenciarán proyectos de investigación que permitan una mejora en el conocimiento sobre la ecología y su dinámica poblacional y se mantendrá constantemente actualizada una base de datos con toda la información que se obtenga en la región, además de elaborar un censo cada cinco años. También se fomentarán actividades de sensibilización y educación relacionadas con la especie y su gestión, con especial interés en el medio rural y se promoverán las posibles actividades turísticas o recreativas relacionadas con el lobo. Finalmente, entre las directrices para la coordinación y participación pública, se potenciarán los mecanismos de comunicación y colaboración con Castilla y León, País Vasco y Asturias, así como con la Administración del Estado y las entidades locales. Además, se creará una comisión de seguimiento del Plan de Gestión con la representación de todas las partes implicadas en el mismo. Otras actuaciones en Camaleño Por otra parte, durante la reunión entre Oria y Casares, en la que también estuvieron presentes diferentes directores generales de la Consejería, se abordaron otras cuestiones referentes al municipio lebaniego. Entre ellas, han departido sobre la mejora de la pista que une Dobarganes (Vega de Liébana) y Cosgaya (Camaleño), cuya ejecución está prevista que se lleve a cabo este año, y Casares ha planteado la necesidad de pavimentación del núcleo rural de Pido, petición que el consejero se ha comprometido a intentar materializar durante la presente legislatura.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
Publicidad
LO MÁS VISTO
Publicidad
El tiempo
Publicidad