Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Concluye sin avances la reunión de Educación con la Junta de Personal sobre el calendario escolar

La reunión que han mantenido hoy la Consejería de Educación y la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CCOO y UGT) sobre el calendario escolar ha concluido sin acuerdo, por lo que los sindicatos han anunciado que continuarán las movilizaciones "moduladas" durante este curso.

Comentarios004 oct 2018 15:23 - CEST

CANTABRIA.-Concluye sin avances la reunión de Educación con la Junta de Personal sobre el calendario escolar

La reunión que han mantenido hoy la Consejería de Educación y la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CCOO y UGT) sobre el calendario escolar ha concluido sin acuerdo, por lo que los sindicatos han anunciado que continuarán las movilizaciones "moduladas" durante este curso.

Publicidad

Tras dos horas de reunión, con algunos momentos de tensión, el consejero, Francisco Fernández Mañanes, se ha mostrado más optimista que los sindicatos, para quienes las posturas entre ambos sectores están "más alejadas que nunca".

El encuentro de hoy se ha centrado en la cuarta y última propuesta de la Junta de Personal Docente para negociar el calendario escolar 2019-2020, que pide recuperar el anterior calendario de 175 días lectivos y jornadas reducidas de tres horas y media en junio y septiembre.

En declaraciones a los medios, Fernández Mañanes ha explicado que su departamento se ha mostrado "favorable" a ese calendario de 175 días lectivos y a las jornadas reducidas en junio y septiembre, aunque habría que "modular la intensidad" de esa reducción, que pasaría de tres horas y media a cuatro horas.

En ese sentido, la Administración ha realizado una propuesta y el consejero se ha comprometido a mantener reuniones bilaterales con cada uno de los sindicatos la próxima semana, para dentro de 15 días, mantener un nuevo encuentro.

Fernández Mañanes ha subrayado que la "propuesta fundamental sigue siendo la misma", es decir, que sería posible volver al antiguo calendario si se modifica el decreto ley de 2012 de racionalización del gasto educativo, que impide las jornadas reducidas, lo que está condicionado a la derogación efectiva del mismo.

La propuesta sindical plantea que, una vez se alcance un acuerdo sobre el calendario 2019-2020, se aborde la posibilidad, "si es que lo permite la ley", de negociar sobre el mes de junio de este curso.

El proyecto de ley aprobado por el Consejo de Ministros, que ha pasado por el Consejo Escolar del Estado, establecía que la entrada en vigor de sus efectos se refiere al próximo curso, que comienza en septiembre de 2019, con lo que, "si finalmente, la norma se aprueba en esos términos, no habrá modificación en junio" de este año, ha advertido el consejero.

Sin embargo, si no es así y el texto legal abre la posibilidad de aplicarlo con anterioridad a septiembre de 2019, es decir, en función de cuándo entre en vigor la ley que supere al decreto, la Consejería "está dispuesta a estudiarlo", ha asegurado hoy su titular.

Aunque, ha subrayado el consejero, hay contratos en vigor para este curso, "y no podemos sufrir penalidades que paguen todos los ciudadanos si tenemos que modificar esos contratos".

En este sentido, ha recalcado que la jornada reducida de junio de este curso "solo se podrá negociar si hay un marco legal que lo permita"; y que "solo" lo hará si "no desbarata los contratos de servicios que tenemos contratados" y mientras "no suponga penalidades a la Administración".

"Si eso es así, si no hubiera ningún problema, podríamos sentarnos a negociar", ha afirmado, puesto que el nuevo marco legal dejará abierta a las comunidades autónomas fijar la jornada lectiva.

"Ahí no tendremos impedimento legal para afrontar lo que consideremos conveniente", ha dicho que consejero, que, no obstante, ha insistido en que "hay obstáculos para afrontar una modificación del calendario ya aprobado puesto que hay contratos -de transporte, comedor, monitores...- que están calculados conforme al calendario ya aprobado, lo que podría conllevar una penalidad e indemnizaciones para la Administración, que es inaceptable".

En un comunicado de prensa posterior de la Consejería, ésta afirma que "no comparte que se mantenga vivo el conflicto cuando se ha propuesto atender el 90% de las demandas sindicales, siendo éstas las más significativas para el mantenimiento del calendario escolar bimestral".

"La Consejería se muestra favorable para volver a dicho calendario, modulando las jornadas reducidas, pasando de tres horas y media a cuatro horas. No sólo es que el resto de Comunidades Autónomas tengan sólo una hora de reducción, es que, además, el nuevo calendario bimestral ha incrementado las jornadas lectivas en horario reducido, y por el contrario ha aumentado las jornadas no lectivas en horario completo, ya que dicho calendario ha reducido días de jornada completa por días de jornada reducida", dice la Administración educativa en su nota de prensa.

JUNTA DE PERSONAL

Por su parte, la Junta de Personal docente ha asegurado que las posturas de la Administración y los sindicatos "están ahora más distantes que en el momento que entramos a la reunión".

Según ha explicado José Ramón Merino, tanto la Consejería como el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, han mantenido "hasta ahora" que el calendario escolar del próximo curso se podía negociar, pero Educación ha planteado dos premisas "antes de empezar a hablar", una de ellas, que el calendario 2019-2020 "no se podría publicar en el BOC hasta que la ley cambie, y que como el panorama político es tan inestable, quién sabe, a lo mejor el Congreso lo bloquea".

Así, la Consejería no se compromete con la petición sindical de negociar el calendario y publicarlo en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), con lo que el resto de aspectos sobre "el fondo de la cuestión" ha quedado en "hipótesis", por lo que "no hay ningún avance", ha sentenciado Merino.

"La Junta de Personal nunca ha compartido esa interpretación; existen calendarios con jornadas reducidas en la mayoría de las comunidades, han existido en Cantabria desde 2012 hasta 2018, y por eso las posturas están más alejadas que antes de entrar", ha indicado.

En este contexto, para la Junta "el conflicto continúa, van a seguir las movilizaciones, con una modulación y de momento ninguna convocatoria de huelga, pero sí actos como el de inauguración del curso", ha avisado.

Respecto a la suspensión de actividades fuera del colegio, Merino ha recordado que es una decisión del claustro de cada centro, pero "con la interpretación que hace la Consejería de la legalidad, el profesor que haga salidas extraescolares más allá del horario lectivo se expone a tener un problema legal" por no cumplir el horario lectivo, ha advertido.

INTEGRACIÓN A LOS PADRES

Por otra parte, en cumplimiento del acuerdo unánime del Parlamento de Cantabria de integrar a los padres en la negociación del calendario escolar, el consejero ha anunciado que su departamento se va a dirigir al presidente del Consejo Escolar de Cantabria para que, de forma inmediata, convoque una comisión donde están representados Administración, familias y sindicatos, para abordar la cuestión.

"Nos parecer lo más directo y razonable; es el contexto natural", ha sostenido Fernández Mañanes, recordando que el Consejo Escolar es el órgano consultivo más importante de educación que tiene la comunidad autónoma.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad