Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Cantabria y sus surfistas desafían a la lluvia para reconocer el "coraje" de Ignacio Echevarría con una ofrenda en el mar

El premio de la prueba de la Vaca Gigante se llamará a partir de ahora Trofeo Vaca Gigante-Ignacio Echevarría

Comentarios008 dic 2017 - CET

CANTABRIA.-Cantabria y sus surfistas desafían a la lluvia para reconocer el "coraje" de Ignacio Echevarría con una ofrenda en marin

El premio de la prueba de la Vaca Gigante se llamará a partir de ahora Trofeo Vaca Gigante-Ignacio Echevarría

Publicidad

Los surfistas cántabros se han enfrentado este viernes festivo, Día de la Inmaculada, a la lluvia y el mal tiempo para reconocer con una ofrenda floral en la Segunda Playa del Sardinero y un acto de homenaje el "coraje" del héroe Ignacio Echevarría, fallecido el pasado junio en atentado terrorista en Londres al intentar ayudar a una mujer que estaba siendo agredida por un yihadista.

Echevarría, madrileño de origen gallego, era aficionado a este deporte, que solía practicar durante sus estancias en Cantabria --su familia veranea en Comillas--, concretamente en la playa de Gerra, en San Vicente de la Barquera.

"Ignacio estaría asombrado de este homenaje", ha afirmado un emocionado Joaquín Echevarría, padre de Ignacio, que ha asistido junto a su mujer y madre del fallecido, Ana Miralles, a la ofrenda floral y al acto posterior que se ha celebrado en el Hotel Chiqui tras la ofrenda floral en el mar, celebrada en medio de la lluvia.

En el acto en el agua ha participado en torno a una treintena de surfistas, que, ataviados con sus tablas y sus trajes de neopreno, se han adentrado en el mar portando flores en sus bocas para, cogidos de la mano y en círculo, llevar a cabo la ofrenda floral.

Este reconocimiento de los surfistas cántabros y de los organizadores de la prueba de La Vaca Gigante --que bautizarán el premio del evento con el nombre de Ignacio Echevarría-- al "valor y coraje" de este joven se ha convertido también en un homenaje de todo Santander y Cantabria y ha contado con representantes del Ayuntamiento y del Gobierno regional, concretamente del concejal de Deportes, Juan Domínguez, y del presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla.

"Siempre tendremos a Ignacio en el recuerdo en Cantabria", ha dicho el presidente regional, que ha señalado que a Ignacio "las coyunturas de la vida le hicieron ser un héroe, probablemente sin pretenderlo". "Como era solidario le tocó actuar y esa fatalidad le ha convertido en un héroe", ha dicho Revilla, en relación a su intento de ayudar a una mujer en el atentado de Londres, lo que le costó la vida.

Tras recordar que el acto de Echevarría ha sido reconocido en Londres, el presidente regional ha subrayado que será recordado en todos los lugares como "un hombre bueno y solidario".

Dirigiéndose a los padres de este "héroe", presentes en el acto junto a otros familiares y amigos, ha afirmado que llevarán "hasta el último día" de sus vidad la "gloria de haber tenido un hijo tan extraordinario".

Revilla ha entregado a los padres de Echevarría el libro 'Año Jubilar Lebaniego', en el que, además de contar cómo llegó el 'Lignum Crucis' a Santo Toribio de Liébana reúne fotos de paisajes de una Cantabria que Echevarría "conocía bien", según ha señalado el presidente en la dedicatoria que ha escrito en el volumen.

También ha entregado a los padres el trofeo de una albarca, que es el que se entregará al ganador de la prueba de surf de la Vaca Gigante, que se celebrará ya a partir de enero.

En este sentido, Pedro García, del club deportivo ObssesionaA2 y organizador de la Vaca Gigante, ha entregado una placa a la familia de recuerdo de este homenaje y ha considerado un "orgullo" que desde ahora el evento pasee por todos los lugares unido al nombre de Ignacio Echevarría.

Por su parte, el concejal de Deportes de Santander ha considerado a Echevarría un "ejemplo" y ha dado la "enhorabuena" a sus padres por los "valores" que le han trasmitido.

Domínguez ha resaltado el "espíritu deportivo y de vida" de Echevarría y su "valor", características que, según ha señalado, no solo demostró durante su actuación en el atentado de Londres sino durante toda su vida.

Ignacio Echevarría tenía 39 años, estaba soltero y trabajaba en Londres, aunque su familia vivía en Madrid. Había nacido en Ferrol y hasta los ocho años vivió en As Pontes porque su padre, ingeniero asturiano, trabajaba en la central térmica de Endesa. Pero la localidad a la que se sentía más vinculado era Comillas, donde practicaba sus dos deportes favoritos: surf y skate.

El padre de Ignacio Echevarría ha agradecido el homenaje y ha asegurado que su hijo se sentiría "asombrado" y tan "emocionado" como él.

Así, ha agradecido a los surfistas participantes en el homenaje el "sacrificio" de haber entrado en el mar con este día para realizar la ofrenda floral a su hijo, con el que, según ha dicho, "muchos" se habrán cruzado practicando este deporte.

También ha dado las gracias a las autoridades de Santander y Cantabria que han participado y también al violonchelista José Ramón Rioz, que ha interpretado la pieza 'El canto de los pájaros' de Pau Casals.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad