Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Bruselas quiere que el último cambio de hora en la UE sea en marzo u octubre de 2019

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles que el último cambio de hora en la Unión Europea (UE) se produzca en marzo u octubre de 2019 y que a partir de ese momento no se puedan realizar más modificaciones.

Comentarios012 sep 2018 19:19 - CEST

CANTABRIA.-Bruselas quiere que el último cambio de hora en la UE sea en marzo u octubre de 2019

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles que el último cambio de hora en la Unión Europea (UE) se produzca en marzo u octubre de 2019 y que a partir de ese momento no se puedan realizar más modificaciones.

Publicidad

"Es necesario acabar con el cambio de hora. Los Estados miembros deberán decidir por sí mismos si sus ciudadanos viven con la hora de verano o la de invierno, es una cuestión de subsidiariedad", ha manifestado el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, durante su discurso sobre el Estado de la Unión en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

Bruselas ha cumplido así la promesa que el luxemburgués hizo pública en agosto, cuando alegó que más del 80% de los 4,6 millones de ciudadanos que participaron en una consulta pública abogaban por eliminar los cambios de hora bianuales en el bloque comunitario.

Así, la Comisión Europea espera que cada país del club europeo notifique a más tardar en abril de 2019 su intención de aplicar la hora de verano o de invierno de forma permanente. El último cambio obligatorio tendrá lugar el 31 de marzo de ese año y los Estados miembros que deseen volver a la hora de invierno realizarán una última modificación el 27 de octubre. A partir de esa fecha no se podrán hacer más cambios.

Sin embargo, para que se pueda cumplir este calendario es necesario que el Parlamento Europeo y los países den su visto bueno a la propuesta como muy tarde en marzo de 2019.

El objetivo de la misma es "velar por que todos los cambios se adopten de manera coordinada" entre países vecinos para que "el mercado interior siga funcionando adecuadamente y se evite cualquier tipo de fragmentación", algo que "podría ocurrir si algunos Estados miembros mantuvieran el cambio de hora y otros no".

Bruselas argumenta que existen estudios que "parecen indicar que el ahorro de energía" gracias a los dos cambios de hora anuales "es mínimo", así como que hay "cada vez más quejas por parte de los ciudadanos por los efectos negativos para la salud".

"A la luz de lo anterior, la Comisión Europea concluye que no tiene sentido que Bruselas siga regulando el cambio de hora bianual y que son los Estados miembros quienes deben tener la libertad de elegir", ha explicado el Ejecutivo comunitario.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad