Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Bienal de Patrimonio Religioso de París reconoce labor de Cantabria en difusión de legado mediante voluntariado joven

Comentarios012 oct 2018 12:14 - CEST

CANTABRIA.-Bienal de Patrimonio Religioso de París reconoce labor de Cantabria en difusión de legado mediante voluntariado joven

El Gobierno de Cantabria ha sido reconocido en la Bienal de Patrimonio Religioso de Paris por el programa de difusión del legado histórico y monumental que desarrolla la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Juventud y Cooperación, en los campos de voluntariado juvenil de protección y conservación.

Publicidad

El Gobierno de Cantabria ha sido reconocido en la Bienal de Patrimonio Religioso de Paris por el programa de difusión del legado histórico y monumental que desarrolla la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Juventud y Cooperación, en los campos de voluntariado juvenil de protección y conservación.

El Ejecutivo autonómico ha sido invitado a este evento que, organizado por Future for Religius Heritage (FHG), institución a la que pertenece el departamento que dirige Francisco Fernández Mañanes, y auspiciado por la UNESCO, se celebra dentro de la efeméride que conmemora el Año Europeo del Patrimonio Cultural.

En dicho encuentro tomarán parte diversos especialistas de distintos países europeos, que reflexionarán y hablarán sobre los medios para proteger y difundir el legado histórico, además de los distintos proyectos que se están poniendo en marcha a fin de hacer del mismo un motor de desarrollo y de bienestar, y un instrumento para fijar población en el ámbito rural.

Campos de voluntarios de patrimonio En la presentación de este programa, el director general de Juventud y Cooperación, Jorge Gutiérrez, ha resaltado la "estrecha" relación con la Dirección General de Cultura para llevar a cabo estos campos de voluntarios que se pusieron en marcha en 2017 para dar a conocer el Año Jubilar Lebaniego. Tomaron parte en los mismos más de 60 jóvenes entre 18 y 30 años, procedentes de distintos países.

El centro de operaciones se ubicó en Tama y los jóvenes realizaron intervenciones en las ermitas de Santa Catalina, Miguel, San Pedro, Santa María de los Ángeles y Cueva Santa, todas ellas del entorno de Santo Toribio.

Además, trabajaron sobre la restauración y estudio de otros bienes como La Pisa o Batán de Ledantes, que es un ingenio hidráulico, construido con madera de roble, que se utilizaba para golpear, desengrasar y enfurtir las telas, con el fin de obtener unos paños tupidos y resistentes, como producto final de los tejidos confeccionados con lana.

En los recién restaurados frescos de la iglesia de San Jorge, en la misma localidad, donde 24 jóvenes procedentes de toda España y de países como Francia, Alemania, Rusia y Taiwán, han realizado tareas de acondicionamiento, limpieza y cuidado, bajo la dirección de la restauradora Lidia Quevedo.

Gutiérrez ha explicado que los campos de voluntariado para jóvenes, tienen como fin fortalecer el aprendizaje intercultural, el desarrollo personal y el refuerzo de los valores solidarios.

Son una forma de voluntariado que consiste en la realización de trabajos de contenido social que revierten en beneficio para la comunidad en la que se desarrollan.

"Estos proyectos ofrecen la posibilidad de conocer nuevos lugares y formas de cultura, y de compartir experiencias y colaborar con otros jóvenes de países y realidades diferentes", ha concluido.

ENTREGA DE LA ANTORCHA CULTURAL

En el acto de apertura de esta Bienal, que se celebró este jueves en la sede de la UNESCO, la directora general de Cultura, Eva Ranea, hizo entrega al comisario europeo de Cultura, Educación, Juventud y Deporte Tibor Navracsics, de la Antorcha del Patrimonio y la Cultura que estaba en el Centro de Estudios Lebaniegos en Potes.

Dicha Antorcha es una iniciativa que, bajo la inspiración de la Antorcha Olímpica de Atenas, promueve la organización Future for Religious Heritage (FRH) para crear conciencia y salvaguardar la importancia del rico patrimonio religioso de Europa.

Se trata de un cofre del tesoro de la memoria, que contiene cartas personales -a mano preferiblemente, junto con una foto y una breve biografía- de miembros destacados de la comunidad internacional, pero también de ciudadanos europeos.

En su estancia en Liébana, recibió escritos del presidente Revilla, así como de Manuel Gutiérrez Aragón, y Josep Borrell, entre otras personalidades, que fueron los primeros en recibir el premio Beato de Liébana, instaurado por el Gobierno de Cantabria este año.

Este cofre ha recorrido diferentes partes del continente para finalizar su periplo en esta conferencia donde se han presentado las distintas aportaciones.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad