Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

BBVA estima que Cantabria podría crecer un 2,8% en 2018 y un 2,6% en 2019, más que España

BBVA Research estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria podría situarse en el 2,8% este año y en el 2,6% en 2019, en ambos casos por encima de la media nacional, que actualmente la entidad está revisando a la baja.

Comentarios009 oct 2018 13:15 - CEST

CANTABRIA.-BBVA estima que Cantabria podría crecer un 2,8% en 2018 y un 2,6% en 2019, más que España

BBVA Research estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria podría situarse en el 2,8% este año y en el 2,6% en 2019, en ambos casos por encima de la media nacional, que actualmente la entidad está revisando a la baja.

Publicidad

Los diferentes sectores regionales están creciendo en términos similares a los de España salvo la industria, que en Cantabria tiene un comportamiento más positivo que la media, sobre todo desde final del año pasado.

De cumplirse estas previsiones, la región completaría seis años con un crecimiento anual promedio del 2,5% y podrían crearse, en el conjunto de los dos años, 10.500 empleos, lo que supondría rebajar la tasa de paro hasta el 9,7%.

Son los datos del último informe del Servicio de Estudios de BBVA, 'Situación Cantabria', que hoy han dado a conocer en rueda de prensa el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, y el director territorial norte de BBVA, Carlos Gorria.

El estudio apunta a un crecimiento "relativamente elevado" de Cantabria este año y el próximo, la creación de unos 5.000 empleos en cada uno de estos ejercicios y un retroceso de la tasa de paro por debajo del 10%, que es "relativamente elevada" y con "una parte" de contratos de carácter temporal. Además, también es "relativamente elevada" la proporción de parados de más de 50 años, y "significativamente elevada" la de jóvenes, en comparación con otros países.

Lo que supone que en Cantabria "todavía hay desequilibrios importantes" en la región que necesitan de "medidas" para corregirlos. La "fundamental", para Cardoso, es rebajar la tasa de paro sobre todo en los dos colectivos citados. Ha asegurado que los gobiernos autonómicos "pueden hacer mucho más" puesto que dedican "muy pocos recursos" a formación de parados o a conectarlos a las empresas que están en expansión, por ejemplo.

Según el BBVA, la economía de Cantabria mantiene un crecimiento sólido en el arranque del año, con un incremento del PIB del 0,6% en el primer semestre, que se elevaría al 0,7% en la segunda mitad del año. Por comarcas, el arco metropolitano y el área de influencia de Santander, así como Torrelavega-Besaya son las más dinámicas.

Esta situación se explica para la entidad por el buen comportamiento del consumo privado y coincide con una aceleración de de la inversión en bienes de equipo y de las exportaciones. La inversión en vivienda mantiene su dinamismo, que no se ha trasladado aún a los precios que, a diferencia del conjunto de España, han caído en la primera mitad del año. El sector turístico sigue creciendo pero a menor ritmo, marcado por la subida de precios del petróleo y la atracción de otros destinos como el norte de África.

Por su parte, en la mejora del mercado laboral destacan las manufacturas y el sector público.

En este contexto, BBVA prevé que el crecimiento de la economía de Cantabria se podría moderar hasta el 2,8% en 2018 y el 2,6% en 2019, a lo que contribuirían diversos factores, como el crecimiento de la UE, que debería favorecer las exportaciones de bienes y el proceso de internacionalización de las empresas regionales. También se espera que continúe la recuperación del sector inmobiliario.

RETOS

En un marco donde las perspectivas de crecimiento de Cantabria se mantienen sólidas, BBVA ha observado señales de desaceleración, con retos a medio plazo para la economía.

Por un lado, el incremento de la demanda interna podría ser menor que en años previos, y por otra parte, el repunte del precio del petróleo está teniendo un efecto negativo (de seis décimas del PIB) sobre la renta disponible en los hogares y los costes de producción de las empresas. La crisis en Cataluña también ha acortado entre dos y tres décimas el crecimiento de Cantabria.

También la moderación de la creación de puestos de trabajo en ciertas zonas del pais podría afectar negativamente la demanda de bienes y servicios de Cantabria, como también la ralentización del turismo. Ambos factores podrían afectar negativamente al comportamiento de la economía regional pero en menor medida que en otras comunidades.

Publicidad
Publicidad
Últimas noticias
El tiempo
Publicidad