domingo 25.08.2019

Balance positivo de 2016, "el año del inicio de la recuperación de Cantabria"

El Informe de Coyuntura Económica del mes de enero destaca el progreso de la industria en el ámbito laboral y un cierre de año con el nivel de desempleo más bajo de los últimos siete años

Balance positivo de 2016, "el año del inicio de la recuperación de Cantabria"
Balance positivo de 2016, "el año del inicio de la recuperación de Cantabria"

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha hecho un balance positivo de 2016 y, para ello, se ha apoyado en los datos que contiene el Informe de Coyuntura Económica correspondiente al mes de enero de 2017, elaborado por la Unidad de Programación Económica de la Consejería, entre los que destaca el progreso de la industria en el ámbito laboral y un cierre del año con el nivel de desempleo más bajo de los últimos siete años. A la vista del informe, Sota ha destacado "la recuperación en positivo de gran parte de los indicadores de coyuntura de la economía de Cantabria en 2016", un año que se consolida como "el del inicio de la recuperación de Cantabria". El consejero ha asegurado que el Gobierno ha trabajado "con tesón" para mejorar esos datos y lo seguirá haciendo en el futuro "para que esta incipiente recuperación se consolide y llegue a todos". En este sentido, ha añadido, el Ejecutivo regional ha elaborado un Presupuesto para 2017 que, a la vez que consolida la prestación de servicios de ciudadanía de calidad (educación, sanidad, políticas sociales y activas de empleo...), permitirá también impulsar acciones para afrontar el nuevo patrón de crecimiento para Cantabria, "que nos permita crecer más y mejor y crear más empleo, estable y de calidad, objetivo al que dirigimos todas las políticas del Gobierno". El informe En este informe se detallan los indicadores más relevantes de nuestra economía con datos del año 2016. En relación al empleo, en el mes de diciembre se contabilizaron 44.019 personas inscritas en las oficinas del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), mientras que en industria, el informe señala que la variación anual de la afiliación a la Seguridad Social se aceleró hasta el 3,2 por ciento en noviembre, consolidando la tendencia ascendente previamente advertida. Además, cabe destacar que se superó el ritmo nacional (un 2,8 por ciento) y, en el ámbito de los indicadores adelantados, la entrada de pedidos creció en octubre por tercer mes consecutivo (un 3 por ciento). Analizando la demanda, se constata que el consumo privado mantiene un perfil expansivo y, según los indicadores cuantitativos, la tasa anual de variación a precios constantes del Índice de Comercio al por Menor (ICM) del INE se situó en noviembre en el 4,9 por ciento, nueve décimas por encima de la media nacional. Asimismo, según los datos publicados por la Dirección General de Tráfico (DGT), la matriculación de turismos ha mantenido un balance positivo hasta noviembre, con un incremento anual del 5,1 por ciento. En el ámbito de la inversión productiva, se ha continuado la tendencia al alza y hasta octubre se contabilizó un mayor número de sociedades mercantiles creadas que hace un año, con un capital, tanto sucrito como desembolsado, también superior. Por otro lado, las importaciones de bienes de equipo, que suponen el 20 por ciento del total, crecieron hasta ese mismo mes un 2,8 por ciento. Respecto a la inversión en construcción, el informe indica que el sector se muestra dinámico. En base a la estadística del INE, la compraventa de vivienda creció hasta octubre un 14,2 por ciento respecto a igual periodo de hace un año. Asimismo, el número de hipotecas formalizadas sobre viviendas creció un 15,7 por ciento anual, más de dos puntos por encima de la media española, que fue del 13 por ciento. El avance en términos de importe de las hipotecas se cifró en un 22,5 por ciento (16,3 por ciento en España) y el importe medio fue de 109.120 euros, recuperando niveles de 2011. En cuanto a la vertiente externa, las exportaciones cántabras de bienes sumaron hasta octubre 1.985 millones de euros, un 0,7 por ciento anual superior. El saldo comercial se cerró en superávit y superó los 490 millones de euros, con una significativa ampliación respecto al anotado hace un año (325 millones de euros) y en contraste con el déficit del saldo estatal. Análisis sectorial En su análisis sectorial, el informe destaca que, según los últimos datos  del Índice de Producción Industrial (IPI), esta regresó en Cantabria a niveles positivos en noviembre, al crecer en tasa anual un 7,2 por ciento, frente al 4,6 por ciento estatal. Todos los sectores de actividad anotaron incrementos, siendo las repercusiones de bienes de equipo las de mayor magnitud. Por su parte, en relación a la construcción, se hace referencia a que prosigue el dinamismo del sector, con una orientación hacia la actividad privada.  El sector servicios sigue siendo el motor del crecimiento económico. La cifra de negocios del sector servicios de mercado (IASS), indicador global de la producción de esta rama, presentó en octubre una tasa anual del 6,6 por ciento (un 2,8 por ciento en España), anotando Cantabria el cuarto incremento relativo de mayor magnitud en el ámbito autonómico. Continuando con el sector servicios, se facilitan las cifras de pasajeros en el Aeropuerto Seve Ballesteros de Santander, que creció en tasa interanual en noviembre por primera vez desde marzo (un 5,9 por ciento). En cuanto al sector turístico, 2016 cerró un año récord, con mejoras tanto en cuanto a la estacionalidad como a la diversificación de la procedencia de los visitantes. Con datos hasta noviembre, el número de pernoctaciones en los establecimientos hoteleros acumulaba un incremento anual del 10,2 por ciento, mientras que las entradas de viajeros crecieron un 8,3 por ciento (un 7,2 y 6,9 por ciento, respectivamente, en España). El grado de ocupación hotelera por plazas alcanzó el 30,48 por ciento, convirtiéndose en el mejor noviembre desde 2007. En relación al empleo del sector terciario, este siguió siendo determinante en el progreso de la ocupación. Mercado de trabajo Por último, el informe recoge los datos del mercado de trabajo de nuestra región. A lo largo de 2016 se contabilizaron un total de 234.671 contratos, la cifra más elevada de la serie histórica, pero tan sólo 15.616 (el 6,6 por ciento) fueron indefinidos, frente a los 219.054 (el 93,6 por ciento) temporales, una precariedad en el empleo que se achaca a la Reforma Laboral del Gobierno de Mariano Rajoy. La media mensual de afiliados en situación de alta laboral en el sistema de la Seguridad Social se situó en el mes de diciembre de 2016 en 205.692 personas. La variación interanual se mantuvo en positivo por séptimo mes consecutivo, con una tasa del 2,4 por ciento, con 4.779 efectivos más en el año finalizado.

Balance positivo de 2016, "el año del inicio de la recuperación de Cantabria"
Comentarios