sábado 19.10.2019

Santillana.- Inspección de trabajo investiga una denuncia de USO sobre la exposición de operarios municipales a materiales peligrosos

Santillana.- Inspección de trabajo investiga una denuncia de USO sobre la exposición de operarios municipales a materiales peligrosos

La Inspección de Trabajo ha recabado documentación en el Ayuntamiento de Santillana del Mar en relación a la prevención de riesgos laborales a raíz de una denuncia de USO relacionada con la exposición, por parte de los operarios municipales, a materiales peligrosos sin las medidas de protección adecuadas.

En la denuncia presentada por el sindicato USO, fechada el pasado 25 de septiembre se denunciaba que los oficiales de servicios múltiples del Ayuntamiento manipulan tuberías con amianto "sin las medidas de protección" que establece la normativa para trabajos con exposición a este componente.

También señala que otras de las funciones encomendadas a los trabajadores es la aplicación de herbicidas que contienen glifosato "sin la dotación de material de protección individual adecuados" pese a que, según señala, la Organización Mundial de la Salud clasificó esta sustancia como "un probable carcinógeno para los seres humanos".

Según se apunta en esta denuncia, esta situación ha sido puesta en conocimiento de la Alcaldía "hasta en tres ocasiones por vía escrita con registro y otras tantas por vía verbal" durante el año pasado y el actual sin que, según el sindicato, se hayan tomado "medida alguna" por parte del Ayuntamiento.

En la denuncia se señala que de los actuales 14 empleados del Servicio, cuatro están afectados por diversos tipos de procesos cancerígenos.

Tras la denuncia, que fue registrada en el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST) del Gobierno regional se dio traslado de la misma a la Inspección, dependiente del Ministerio de Trabajo.

A raíz de la misma, representantes de la Inspección acudieron ayer, jueves, a las oficinas municipales y, en presencia del presidente del comité de empresa del Ayuntamiento, Rafael Calleja (USO) se hizo entrega de toda la documentación requerida en materia de Prevención, según ha confirmado el propio Consistorio.

EL AYUNTAMIENTO ACHACA LA DENUNCIA A UN "CHANTAJE"

En una nota de prensa, el Ayuntamiento ha asegurado haber recibido "con sorpresa" la denuncia de USO por este asunto ya que, según ha asegurado, los contactos entre el Consistorio y los representantes de los trabajadores son "algo habitual" y en ellos no se han hecho "especiales menciones a ninguno de los hechos denunciados".

Según ha señalado el Consistorio, en dichos contactos únicamente se han comentado "aspectos de mejora a realizar por ambas partes".

Sobre el contenido de la denuncia, el Ayuntamiento ha censurado que se intentan relacionar casos de enfermedades graves con el trabajo cotidiano en el Consistorio sin que exista, a su juicio, "ningún tipo de prueba que lo acredite".

De hecho, ha subrayado que las centrales sindicales CCOO y UGT que forman parte del comité de empresa "se han desmarcado de la denuncia" y ha afirmado que, tras conocer la denuncia, "gran parte de los operarios de las brigadas de obras municipales se han dirigido a los responsables municipales, desvinculándose de la denuncia y manifestándose no representados por el denunciante".

Tras la visita de la Inspección de Trabajo a las oficinas municipales, el Ayuntamiento ha explicado que queda pendiente deun requerimiento para aportar y completar la documentación de la Evaluación de Riesgos Laborales de los puestos de trabajo en el Consistorio.

Desde el Ayuntamiento se considera que esta denuncia es un "intento de desprestigio y de daño a la imagen municipal" y lo considera "un chantaje" del presidente del comité de empresa, delegado del sindicato USO, "por su implicación" en el procedimiento judicial que se esta llevando a cabo por el presunto robo del parking municipal.

VALORACIÓN DE USO

Por su parte, USO ha lamentado, en un comunicado, la reacción del alcalde de Santillana del Mar, el socialista Ángel Rodríguez Uzquiza, y le ha instado a que "dedique sus esfuerzos a mejorar la salud de sus trabajadores y no a desviar la atención de su deficiente gestión en materia de prevención de riesgos laborales".

El sindicato cree que el alcalde "se equivoca" en su reacción y le ha acusado de utilizar "la técnica del calamar". "Estamos ante un problema del cual no nos vamos a desviar y que es estrictamente de salud", ha apostillado.

USO insiste en que el alcalde debe explicar "por qué carecen sus trabajadores de elementales sistemas de protección" cuando le han sido requeridos, según el sindicato, "en múltiples ocasiones".

El sindicato cree que "casi con seguridad" el Ayuntamiento va a ser sancionado por la Inspección de Trabajo mediante acta de infracción levantada el pasado martes.

"El señor Urquiza, lejos de esforzarse en buscar oscuras explicaciones a la denuncia realizada por el sindicato USO, debe ponerse del lado de las autoridades y del sindicato para intentar descartar como origen laboral la alta incidencia de procesos tumorales y que afecta al 33% de un sector de su plantilla, precisamente entre aquellos que están expuesto a productos tóxicos o cancerígenos", ha apostillado.

USO asegura "tender la mano" tanto al alcalde de Santillana como a los sindicatos que, según él, "le manifiestan su apoyo", para promover "todas las medidas de prevención posibles" para que --dice el sindicato-- el Ayuntamiento "deje de estar en la lista negra del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST) por su alta siniestrabilidad, una de las más elevadas de la región en su sector".

Santillana.- Inspección de trabajo investiga una denuncia de USO sobre la exposición de...
Comentarios