Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

No se registran heridos en el desprendimiento de la fachada del edificio de Santander de desalojado

El edificio número 57 de la calle del Sol de Santander desalojado a primera hora de este miércoles tras comprobarse la existencia de grietas en el mismo ha sufrido por la tarde un desprendimiento de una parte de su fachada, sin que este derrumbe -que ha afectado a las cinco plantas y al bajo del inmueble, especialmente en la parte que mira a la entrada del túnel de Tetuán- haya provocado heridos.

Comentarios019 jul 2017 - CEST
Publicidad

SANTANDER, 19

El edificio número 57 de la calle del Sol de Santander desalojado a primera hora de este miércoles tras comprobarse la existencia de grietas en el mismo ha sufrido por la tarde un desprendimiento de una parte de su fachada, sin que este derrumbe -que ha afectado a las cinco plantas y al bajo del inmueble, especialmente en la parte que mira a la entrada del túnel de Tetuán- haya provocado heridos.

Así se lo han confirmado a Europa Press fuentes municipales y de los Bomberos municipales, que han explicado que el desprendimiento se ha producido sobre las 18.00 horas de esta tarde.

Al lugar de los hechos se han desplazado miembros del Ayuntamiento y la Corporación municipal, con la alcaldesa, Gema Igual, y el concejal de Infraestructuras, César Díaz, a la cabeza, que se reúnen con los vecinos afectados.

También se encuentra en la zona, acordonada y con el entorno restringido al tráfico, el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz. Además, en el área hay mucha presencia policial, además de ciudadanos que se han acercado, y no se puede acceder al túnel de Tetuán.

Según ha podido saber esta agencia, al parecer, en el momento del desprendimiento, los Bomberos se encontraban allí, pero se han enviado refuerzos.

Sobre las 8.30 horas, en el Parque Municipal recibieron el aviso de uno de los propietarios del inmueble informando de la presencia de grietas y ante el temor de que pudieran afectar a la estructura.

Se desplazó al lugar una dotación de los Bomberos, el jefe del Servicio, y técnicos del Ayuntamiento de Santander, que han realizado labores para comprobar el estado del edificio.

Mientras tanto, por precaución, los inquilinos han sido desalojados del inmueble, un edificio de cinco alturas más bajos, en unos de los cuales se ubica un local de tatuajes y el antiguo pub Masters, que había cambiado de dueños y que tenía previsto abrir estos próximos días, con motivo de las fiestas de Semana Grande.

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad