Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Los jurídicos del Parlamento de Cantabria creen que Carrancio debe seguir en el grupo mixto tras su marcha de Cs

La Mesa del Parlamento se reunirá el 12 de septiembre para resolver este asunto tras recibir el informe de los jurídicos

Comentarios009 sep 2017 - CEST
Publicidad

La Mesa del Parlamento se reunirá el 12 de septiembre para resolver este asunto tras recibir el informe de los jurídicos

SANTANDER, 9

Los servicios jurídicos del Parlamento de Cantabria dan la razón al diputado Juan Ramón Carrancio y consideran que debe seguir formando parte, como hasta ahora, del grupo mixto pese a su marcha de Ciudadanos, partido que defendía que este parlamentario tenía que dejarlo y pasar a tener la consideración de no adscrito.

Así se desprende del informe de los jurídicos que han elaborado a solicitud de la Mesa del Parlamento, el órgano de la Cámara regional que, según ha podido saber Europa Press, se reunirá el martes, 12 de septiembre, a las 11.30 horas, para decidir sobre la controversia que se ha generado entre este diputado y su expartido acerca de si, tras su marcha de la formación, debe o no continuar en el grupo mixto, como él solicitaba, o si debía salir de él y pasar a ser no adscrito, como reclamaba la otra parte.

En el informe de los letrados del Parlamento, al que ha tenido acceso Europa Press, recuerdan que el grupo mixto es una "solución técnica para que los diputados que no puedan llegar al mínimo para crear grupo parlamentario puedan participar en la actividad parlamentaria.

En el Parlamento de Cantabria prevé dos supuestos para pertenecer al grupo mixto, uno de los cuales es que los diputados que pertenezcan a un partido no hayan alcalzado el número de tres, que es el mínimo para tener grupo propio. Este es el caso de Cs en la Cámara regional, que accedió a ella en las elecciones autonómicas de 2015 pero solo con dos diputados.

El otro supuesto para pertenecer al grupo mixto (en la actual legislatura solo Juan Ramón Carrancio y Rubén Gómez formaban parte de él dado que el resto de partidos --PP, PRC, PSOE y Podemos-- tienen grupo propio) es que los diputados procedan de un grupo parlamentario disuelto por haberse reducido durante la legislatura a un número inferior a tres.

El informe de los jurídicos del Parlamento señalan que "cuando se producen estos supuestos, el grupo mixto es de constitución obligatoria" sin que haga falta un número mínimo para crearse y, por ello, "tampoco se prevé la disolución del grupo mixto, salvo resolución judicial o disolución de la Cámara, pues --dice-- "no son aplicables las causas generales de disolución de los grupos parlamentarios".

"Siendo preceptiva la pertenencia la pertenencia al grupo mixto por imperativo del reglamento es muy difícil concebir la expulsión del mismo", se afirma en el informe, que, además, añade que "si hay dos miembros que lo componen, como es el caso en el Parlamento de Cantabria, es imposible la expulsión de uno hacia otro".

Y sobre la figura del diputado no adscrita, se explica en el informe que es una solución que el reglamento del Parlamento de Cantabria adopta para los denominados tránsfugas.

En el informe se expone que hay dos casos en los que un diputado puede tener dicha condición, siendo el primero de ellos el de aquel parlametario que no se integre en el grupo parlamentario correspondiente a la formación políticica en cuya candidatura concurrió a las elecciones al inicio de legislatura o una vez adquirida la condición de diputado con posterioridad.

Los técnicos señalan que el otro caso para poder ser considerado no adscrito en el Parlamento de Cantabria es que el diputado haya abandonado "por cualquiere causa o que sea expulsado del grupo parlamentario al que pertencía.

Por ello, se concluye que, en el caso de Carrancio, "no se producen las causas y condiciones" que establece el Reglamento del Parlamento regional para que sea considerado no adscrito pese a no formar parte de Cs, partido por el que concurrió a las elecciones y consiguió su acta de diputado.

Y es que el informe de los jurídicos, señala que "el elemento característico" del grupo mixto es la "falta de afinidad ideológica entre sus miembros". "No hay adscripción ideológica de los miembros del propio grupo, ni tiene por qué haberla".

LA POSTURA DE CS

Cuando se desató la polémica, Cs considera que Carrancio, al continuar en el Parlamento tras abandonar este partido con el que concurrió a las elecciones, es un tránsfuga y, por ello, pidió que no se "premiara" el "transfuguismo" de este diputado manteniéndole en el grupo mixto ni en la Mesa del Parlamento, de la que es secretario secretario.

Hasta ahora, los cinco grupos con representación en el Parlamento tenía a un miembro en la Mesa --el PSOE, en la Presidencia; el PRC la Vicepresidencia primera; el PP la Vicepresidencia Segunda, Podemos la Secretaría Primera y Cs la Secretaría Segunda-- pero ahora si Carrancio continúa en la Mesa tras su marcha de la formación naranja, este partido sería el único sin representación en ella.

En una rueda de prensa en verano, Rubén Gómez señaló que si se decide que Carrancio siga como hasta ahora en el grupo mixto y en la Mesa del Parlamento se le permitiría seguir cobrando, además de su salario por diputado, la asignación por pertenencia a grupo parlamentario; mantener, y cobrar, por su puesto en la Mesa del Parlamento, y tener, por este cargo, un asesor "pagado por todos los cántabros".

LA POSTURA DE CARRANCIO Y LAS NORMAS DEL GRUPO MIXTO

Por su parte, Carrancio solicitó en julio continuar formando parte del grupo mixto y solicitaba a la Mesa que procediera a la aprobación de las normas de funcionamiento del grupo mixto, "regulando de forma equitativa, y con respecto a la pluralidad interna, los tiempos de intervención, asistencia a comisiones, medios materiales y cualquier otra atribución que pudiera corresponder como consecuencia de la pertenencia a dicho grupo".

Sin embargo, en el informe de los jurídicos se concluye que debe ser el grupo mixto el que ha de aprobar unas normas de funcionamiento, aunque añade que en el caso de no hacerse esto, será la Mesa quien debe proceder a aprobarlas "a la mayor brevedad".

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad