Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

José Luis Alcaine asegura que con el cine en color desapareció el "mundo soñado" del blanco y negro

El director de fotografía recibe el IX Premio UIMP a la Cinematografía

Comentarios014 ago 2017 - CEST
Publicidad

El director de fotografía recibe el IX Premio UIMP a la Cinematografía

SANTANDER, 14

El director de fotografía José Luis Alcaine (Tetuán, 1938) ha planteado este lunes en Santander una teoría según la cual el cine en blanco y negro "no pertenece a la realidad, sino al mundo soñado" de unas generaciones que "están encandiladas" con lo que ven en pantalla, pero con la llegada del color "la realidad se apodera de la pantalla y desaparecen las historias que son casi cuentos, inverosímiles".

"La ensoñación existía antes, pero ahora no existe", ha opinado en su discurso tras recibir en el Hall Real del Palacio de La Magdalena el IX Premio UIMP a la Cinematografía en reconocimiento a su trayectoria en esta industria. En la ceremonia han estado presentes el rector de la UIMP, César Nombela; la vicerrectora y de Enseñanza del Español y Otras Lenguas de esta universidad, Montaña Cámara; y el director de cine salmantino José Luis García, encargado de la Laudatio.

De esta forma, el galardonado ha explicado que el blanco y negro "no existe en la realidad", pero que los espectadores creen en las historias así creadas "porque las ven en otra dimensión, en otro contexto, en otra vida fuera de la de ellos".

Igualmente, ha indicado que el cerebro humano procesa el blanco y negro "subconscientemente como un mundo paralelo, como una dimensión distinta de la que nosotros vivimos". "El blanco y negro canaliza un mundo que no existe, que solo existe en la pantalla, pero los espectadores lo pueblan con fantasía, como refugio a sus vidas monótonas", ha manifestado.

De hecho, ha considerado que "si uno piensa en las películas inverosímiles de Frank Capra, han fracaso totalmente cuando se han intentado hacer en color" debido a que "el color es la realidad". Por este motivo, ha afirmado que cuando el cine "se enfrentó a la posibilidad" de elegir entre el blanco y negro o el color, eligió el segundo "por ser comercial", pero tuvo como consecuencia que "expulsa" a cierto tipo de espectador.

De la misma manera, ha hecho referencia al profesor estadounidense Marshall McLuhan, al afirmar que "la forma es el fondo", por lo que "el blanco y negro o el color son también el fondo del relato", hasta el punto de que ha avisado de que "no se está escogiendo artísticamente una posibilidad", ya que "elegir forma parte del relato que se va a dar y es importante que se defina".

"La forma va a condicionar absolutamente la forma en que los espectadores ven el relato de la pantalla", ha dicho Alcaine, que ha opinado que esta "elucubración" es "muy válida y muy interesante", ha asegurado que se le ocurrió "para este agradecimiento, hace tres días", al repasar su filmografía y recordar que de todas las películas en las que había trabajo, había hecho tres en blanco y negro, y las demás en color.

Alcaine ha sido el encargado de dar color a las escenas de largometrajes como 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', 'Belle Epoque', 'Ay Carmela', 'Jamón, Jamón' o 'Las treces rosas'. Este premio, tal y como ha leído Montaña Cámara, reconoce la trayectoria de figuras de la industria cinematográfica, de carácter nacional e internacional, que mejor hayan contribuido a la difusión y al conocimiento de esta disciplina.

Conocido principalmente por su trabajo junto a Pedro Almodóvar, Fernando Trueba y Pilar Miró, Alcaine ha sido galardonado en cinco ocasiones con el Premio Goya a 'la mejor fotografía', con el Premio Vulcain en el Festival de Cannes y la Medalla de Oro de la Academia de Cine española. Con el reconocimiento de la UIMP, se une a nombres como Josefina Molina, Miguel Marías o Manuel Gutiérrez Aragón, que también han recibido este galardón.

"NUNCA" HA PREPARADO LOS TRABAJOS

Durante su discurso de agradecimiento, también ha contado que en sus 52 años de profesión, "siempre" como director de fotografía, "nunca" ha preparado "ningún trabajo", sino que ha tratado de hacerlo "intuitivamente sobre el terreno".

Esto se debe, ha añadido, a que "siempre" ha pensado que quien lleva preparada su tarea "termina por emplear fórmulas", cuando él "ha querido huir" de ellas. "Para hacer películas distintas hay que olvidarse de las fórmulas", ha valorado el premiado, quien ha hecho una referencia al director de cine norteamericano John Ford.

Según ha recordado Alcaine, Ford dijo en una entrevista que lo que más satisfacciones le había deparado en su carrera era "lo imprevisto, nunca lo preparado". "De alguna manera, siempre busco algún imprevisto", ha zanjado.

JOSÉ LUIS GARCÍA: ALCAINE "ES UN MAGO"

En la laudatio previa, José Luis García ha asegurado que "es una redundancia" decir que Alcaine "es un genio". "Es un mago", ha considerado.

Asimismo, ha defendido que "hay que oírle emplear términos como revelar, iluminar, elevar, exponer, reflejar, animar, concentrar, disolver, tamizar, emulsión, conexión, seda, destello, gasa, contraluz, cenital, halo, para comprender que es un oficiante".

Igualmente, sobre sus trabajos juntos, ha recordado el rodaje de la película 'Nueve carta a Berta' (1966), cuyo director, Basilio Martín Patino --que ha fallecido este domingo a los 86 años de edad--, les encargó una fotografías ambientales de Salamanca.

En aquella ocasión, cuando vieron a un grupo de monaguillos jugando a la pelota frente a la Catedral Vieja, Alcaine aseguró que "la luz desdice la imagen, la ablanda, es demasiado hermosa y atraería la atención de la catedral, lo que debe tener luminosidad es el balón".

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad