Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Ganemos y Mantecón pedirán en el Pleno el cese del jefe de Cultura por su artículo "islamófobo"

Ganemos Santander Sí Puede y el concejal no adscrito expulsado de este partido pedirán en el próximo Pleno de la Corporación municipal -que se celebra el jueves 31 de agosto- el cese del jefe de Cultura del Ayuntamiento, Enrique Álvarez, por su artículo "islamófobo", publicado esta semana en un periódico regional bajo el título 'El Islam y el Mal' y en el que aseguraba que se trata de una religión "mala y perversa".

Comentarios025 ago 2017 - CEST
Publicidad

SANTANDER, 25

Ganemos Santander Sí Puede y el concejal no adscrito expulsado de este partido pedirán en el próximo Pleno de la Corporación municipal -que se celebra el jueves 31 de agosto- el cese del jefe de Cultura del Ayuntamiento, Enrique Álvarez, por su artículo "islamófobo", publicado esta semana en un periódico regional bajo el título 'El Islam y el Mal' y en el que aseguraba que se trata de una religión "mala y perversa".

El edil Antonio Mantecón y Tatiana Yánez-Barnuevo, en representación de Ganemos, han presentado sendas mociones para solicitar la suspensión cautelar del 'número dos' del servicio cultural municipal por sus "graves declaraciones", en las que también instaba a "restaurar la religión de Cristo y limitar al máximo la de Mahoma".

Tras estas palabras, la portavoz de Ganemos ha decidido no asistir a la Comisión de Cultura celebrada este viernes, y ha registrado la moción en la que pide que se expediente y aparte a Álvarez y se proceda a su cese inmediato.

Esta formación considera que Álvarez hace estas declaraciones "a sabiendas de que son falsas, con el claro ánimo e intención de manipular e incitar al odio contra una religión seguida por más de 1.200 millones de personas en el mundo".

Y después de recordar que responsables públicos están "obligados a guardar respeto por las religiones que siguen los ciudadanos", Yánez-Barnuevo lamenta también la "ignorancia" de la que, a su juicio, "hace gala" la alcaldesa, Gema Igual, al considerar "meras opiniones" las declaraciones del jefe de Cultura.

En este sentido, señala que la Constitución Española establece, en su artículo 16, la obligación de respetar la libertad religiosa. Además, el Real Decreto de 1986 por el que se aprueba el Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios establece como falta "muy grave toda actuación que suponga discriminación por razón de raza, sexo, religión, lengua, opinión, lugar de nacimiento, vecindad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

A juicio de esta edil, "la ciudad de Santander no puede tener como jefe del Servicio de Cultura a un integrista radical que alardea de evidentes tics fascistas".

Por su parte, el concejal no adscrito ha informado, también a través de un comunicado, de la moción que llevará a la sesión plenaria de la próxima semana solicitando igualmente la suspensión cautelar de Álvarez.

La moción se basa en la Ley del Estatuto Básico del empleado público y en el artículo 510.1b del Código Penal, y exige igualmente una "rectificación" de la regidora del PP por su "connivencia con los hechos".

Además, Mantecón, vinculado al partido Santander Sí Puede, propone la elaboración de un "código de buenas prácticas periodísticas", además de "cortar toda colaboración económica con medios de comunicación que fomenten la xenofobia o el odio por cuestiones étnicas o de religión".

VOX DEFIENDE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Frente a la postura de estos dos partidos, Vox Cantabria defiende la libertad de expresión y censura los "ataques" contra el jefe de Cultura, que "a título puramente individual y personal" publicó el polémico artículo de opinión "contrario" al Islam por ser, entre otras cosas, "enemigo de nuestra cultura y modo de vida occidental"

Esta formación expresa su "profundo respeto" ante las ideas expresadas en el texto y resalta el "respeto a la libertad de todo individuo a poder expresar libremente sus ideas siempre que no inciten a la violencia o al delito a título individual, ya piense como nosotros o de manera diferente".

Vox lamenta que quienes critican el artículo "entienden que la libertad de expresión debe ser limitada a los que piensan como ellos, idea propia de los regímenes totalitarios como los de Cuba o Venezuela, que dirigentes de estos grupos miran y admiran".

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad