Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

ARCA pide una política activa de suelo rural que frene su "progresiva desaparición"

La asociación ecologista ARCA ha solicitado la consejero de Medio Rural, Jesús Oria, que tome la iniciativa para desarrollar una política activa de suelo rural, ante la "grave amenaza de deterioro y progresiva desaparición" del mismo por la "construcción generalizada" de viviendas unifamiliares aisladas y polígonos industriales ubicados en suelos de alta capacidad agrológica.

Comentarios016 ago 2017 - CEST
Publicidad

SANTANDER, 16

La asociación ecologista ARCA ha solicitado la consejero de Medio Rural, Jesús Oria, que tome la iniciativa para desarrollar una política activa de suelo rural, ante la "grave amenaza de deterioro y progresiva desaparición" del mismo por la "construcción generalizada" de viviendas unifamiliares aisladas y polígonos industriales ubicados en suelos de alta capacidad agrológica.

ARCA reivindica que el suelo de muy alta capacidad agraria supone un dos por ciento y "su protección total no compromete ningún desarrollo urbanístico o industrial".

En su escrito, la organización ecologista señala que "con demasiada y generalizada frecuencia", en base a una normativa urbanística "muy negativa y única en la cornisa cantábrica y posiblemente -dice- en España", los ayuntamientos presentan para su tramitación una media de 50 viviendas unifamiliares mensuales para edificar en este tipo de suelos.

Añade que este proceso de urbanización "se hace sin tener controlados los saneamientos y abastecimientos de luz y agua, con lo que además se incrementa el coste en infraestructuras y el gasto energético, en una política frontalmente contraria a la marcada por la Unión Europea".

Igualmente, critica que el Gobierno regional "tiene por costumbre seleccionar las vegas y llanuras más extensas y fértiles" de la región, para ubicar sus PSIRes (proyectos singulares de interés regional) y polígonos industriales que normalmente quedan vacíos e infrautilizados, en lugar de seleccionar suelos ya degradados o anteriormente ocupados para ese uso.

Para ARCA, ambas prácticas constituyen "el mayor riesgo y ataque de trascendencia histórica al suelo rural de Cantabria, porque suponen su transformación, sellado y eliminación como tal suelo rural, tendiendo a agotar el recurso y propiciar su desaparición".

A su juicio, "la mejor manera de gestionar y tratar al territorio rural de Cantabria es que tenga una actividad económica y una función positiva ligada a la naturaleza y actividades propias del medio rural".

Por todo ello, ARCA solicita al consejero de Medio Rural que potencie todas aquellas políticas que fomenten el desarrollo de actividades agroalimentarias y de industrias asociadas en todo el medio rural de Cantabria, facilitando la formación adecuada a aquellos emprendedores que responsablemente no quieran limitar su actividad económica a "vender prados para construir".

Asimismo, pide que se elabore un plan forestal destinado a propietarios de fincas particulares a los que se incentive anualmente por la plantación y crecimiento de especies arbóreas maderables autóctonas; y que se incorpore por norma legal la obligación de preservar los suelos de alto valor agrológico recogidos en el trabajo de zonificación realizado por la Universidad de Cantabria.

Igualmente, pide coordinación con la Consejería de Medio Ambiente y Urbanismo y la Consejería de Turismo para restaurar y mantener los valores paisajísticos y aprovechar el recurso potencial del turismo rural mediante hospederías y casas rurales.

Así como el desarrollo de actuaciones de reordenación de usos y de regeneración ambiental en los espacios protegidos de Cantabria, de manera que sean "referentes para el resto de la región, en lugar de tenerlos prácticamente abandonados y en interminable proceso de desarrollo normativo mientras se degradan progresivamente".

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad