Publicidad Publicidad Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

(Ampl) Ecologistas denuncian 21 puntos de vertido al Saja, 11 de aguas fecales y uno de sustancias químicas de Solvay

Los colectivos SOS Suances y Ecologistas en Acción Cantabria han detectado varios colectores que vierten al río Saja en las riveras de Suances, Polanco, Santillana y Reocín. En concreto, en el estudio de vertidos al Saja-Besaya desde el Ayuntamiento de Reocín hasta la desembocadura se ha constatado la existencia de 21 puntos de vertido, 11 de los cuales vierten aguas fecales, y uno sustancias químicas procedentes de Solvay. También han encontrado un vertido de Bridgestone.

Comentarios003 ago 2017 - CEST
Publicidad

SANTANDER, 3

Los colectivos SOS Suances y Ecologistas en Acción Cantabria han detectado varios colectores que vierten al río Saja en las riveras de Suances, Polanco, Santillana y Reocín. En concreto, en el estudio de vertidos al Saja-Besaya desde el Ayuntamiento de Reocín hasta la desembocadura se ha constatado la existencia de 21 puntos de vertido, 11 de los cuales vierten aguas fecales, y uno sustancias químicas procedentes de Solvay. También han encontrado un vertido de Bridgestone.

La información recopilada, con las correspondientes fotos, mapas de situación y coordenadas, se remitido en marzo al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), de la Guardia Civil, para comprobar la situación legal de cada punto a través de las analíticas correspondientes. Los ecologistas piden que se delimiten responsabilidades y se ordene la suspensión de todos los vertidos ilegales.

Así lo han informado hoy ambos colectivos en un comunicado, en el que han precisado que el SEPRONA, durante los trabajos de comprobación y recogida de muestras, ha detectado algunos puntos más que no estaban incluidos en el informe inicial.

Los resultados obtenidos, así como la información mencionada, también se han enviado a la Confederación Hidrográfica y a la Consejería de Medio Rural, con la finalidad de acabar con estos vertidos ilegales.

En concreto, en el Ayuntamiento de Polanco se han detectado un colector de fecales al río Cabo en el barrio la Cadena; la salida de sustancias químicas bajo el puente de la entrada norte, procedentes de la factoría Solvay; emisarios que vierten al río Cabo los lixiviados de productos procedentes del vertedero al sur de lsla Monti (productos que en la actualidad se vierten por el emisario de Usgo, pero en el pasado se han almacenado en este lugar; y el colector de una vivienda particular en el cruce en dirección Solvay y el puerto deRequejada.

En el Ayuntamiento de Reocín, un vertido en Caranceja de fecales de origen doméstico; colectores en la ribera derecha, bajo la senda que parte de Puente San Miguel; colectores en la ribera izquierda al sur del nuevo puente en dirección a Santillana; vertido de fecales al lado sur del puente de puente San Miguel; y un vertido en Puente San Miguel, ribera izquierda, a pocos metros del Ayuntamiento.

También se ha localizado un vertido de fecales a escasos metros de un registro del saneamiento, cuyo origen parece estar en la misma red de saneamiento. "El cuantioso volumen marca el color grisáceo muchos metros aguas abajo, así como el fuerte olor que se nota a muchos metros de distancia", afirman.

Igualmente han comprobado un vertido de fecales en la ribera izquierda, casi frente al anterior, junto a pistas deportivas; y colectores y vertido procedente de la fábrica de Bridgestore en la ribera derecha.

En el Ayuntamiento de Santillana del Mar, en las cercanías del arroyo Jerónimo hay "numerosos" vertederos de basura, colectores y residuos ganaderos "camuflados entre la vegetación", además de aguas fecales del saneamiento general. Además, se han detectado vertidos fecales bajo el puente de los Italianos, en la ribera izquierda del Saja.

Finalmente, en el Ayuntamiento de Suances se han localizado dos vertidos fecales, uno en la calle Borrañal, de domicilios particulares, y otro en la calle Gándara al mismo arroyo.

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad